1
Publicado el 3 Mayo, 2018 por Prensa Latina en Consejos
 
 

Muy graves son los efectos del móvil en el bolsillo

Todos deben saber que los efectos que los celulares pueden tener en la salud no se deben a su alcance de potencia; se debe principalmente a la naturaleza errática de su señal. Esto tiene el potencial de interrumpir la resonancia y afectar negativamente los procedimientos de reparación del ADN
Muy graves son los efectos del móvil en el bolsillo.

Siempre evite colocar el celular en los bolsillos. (Foto: muyensalud.com).

A cargo de ROSA M. CUBELA

El teléfono inteligente se ha vuelto inseparable para nosotros; ni siquiera podemos pensar en separarnos de él por un minuto. La necesidad constante de mantenerse actualizado con todo nos ha hecho tan dependientes de ellos que no nos damos cuenta de los riesgos asociados con el uso excesivo de teléfonos móviles.

Varios doctores e investigadores de renombre de todo el mundo han mencionado que estos son mucho más peligrosos y dañinos para nuestra salud de lo que podamos imaginar. La causa principal de por qué son perjudiciales para nosotros se atribuye a los campos electromagnéticos que los rodean.

Te sorprendería saber que los efectos que los móviles pueden tener en la salud no se deben a su alcance de potencia; se debe principalmente a la naturaleza errática de su señal. Esto tiene el potencial de interrumpir la resonancia y afectar negativamente los procedimientos de reparación del ADN.

En este texto, veremos algunos de los impactos biológicos más horribles que los celulares pueden tener en tu salud a largo plazo. Después de leer sobre ellos, seguramente lo pensarás dos veces antes de permanecer continuamente cerca de él.

Sistema nervioso

Nuestros teléfonos celulares se dirigen principalmente al sistema nervioso, que es la columna vertebral de nuestra capacidad para realizar cualquier tipo de acción. Sin embargo, junto con el sistema nervioso, también se dirigen a tu sistema endocrino y reproductivo. Por supuesto, se entiende que el despido completo de teléfonos celulares no es realmente posible; no obstante, se recomienda tener cuidado con su uso, ya que estar expuesto a radiaciones electromagnéticas continuamente no es realmente lo mejor.

El cuerpo humano tiende a responder a estas radiaciones y provocar el deterioro general de su salud. De hecho, estas radiaciones son aún más peligrosas para niños y mujeres embarazadas. La mejor manera de combatir estos problemas es manteniendo sus conversaciones cortas y al grano. Alternativamente, también puede usar dispositivos de manos libres para reducir la radiación electromagnética.

Problemas de vista

La mayoría de las personas pasamos una gran cantidad de tiempo frente a una computadora y, junto a mirar la pantalla del móvil continuamente, puede aumentar el riesgo de problemas de visión.

De hecho, la pantalla del celular puede causar más daño que el de su computadora portátil o de escritorio. ¿Por qué? Debido al tamaño más pequeño esta, terminamos entrecerrando los ojos y forzando más la vista para leer textos o ver imágenes y videos. Varias investigaciones han demostrado que la mayoría de nosotros estamos en un estado en el que negamos que sufrimos de cualquier tipo de tensión digital de los ojos.

Cáncer

Hay varias razones que validan el hecho de que los teléfonos celulares tienen el potencial de causar ciertos tipos de cáncer. En primer lugar, emiten ondas de energía de radiofrecuencia que son una forma de radiación no ionizante. Cualquier tejido presente muy cerca de estas radiaciones tiende a absorber esta energía. Se sabe que la exposición a estas radiaciones aumenta el riesgo de cáncer porque conducen al calentamiento de los tejidos.

Según un estudio reciente, cuando alguien usa el móvil durante aproximadamente 50 minutos, los tejidos cerebrales de esa persona en el mismo lado de la cabeza que el de la antena del teléfono metabolizan más glucosa que los tejidos del lado opuesto. Esto no es una ocurrencia natural y las consecuencias aún se desconocen.

Problemas del corazón

Diversas investigaciones han demostrado que las radiaciones de los teléfonos celulares quizás obstaculizan el proceso del funcionamiento natural del corazón. Las radiaciones emitidas por ellos pueden forzar a los glóbulos rojos a gotear la hemoglobina, lo que genera más complicaciones. Las personas con marcapasos deben evitar estrictamente mantener sus móviles cerca de su corazón.

Obstaculiza la fertilidad

Los estudios han demostrado que los hombres que son excesivamente adictos a sus teléfonos, sufren de espermatozoides más lentos o dañados y una menor concentración. Los celulares, cuando se guardan en el bolsillo, calientan las partes circundantes del cuerpo y provocan ese tipo de mal funcionamiento.

Pérdida de audición

Las radiaciones dañinas emitidas por los teléfonos celulares tienen un efecto adverso en el delicado funcionamiento del oído interno. Aquellos que se entregan al uso excesivo del móvil, son más susceptibles a la pérdida auditiva que los demás. Si una persona pasa un promedio de dos o tres horas en su celular todos los días, entonces puede volverse parcialmente sordo en aproximadamente tres o cinco años. Se recomienda que reduzcamos el volumen del timbre en nuestros dispositivos móviles y evitemos escuchar demasiada música.

¿Qué hacer?

Sabemos que estos teléfonos, a lo largo de los años, se han convertido en nuestros mejores amigos. Pero debemos recordar que incluso los amigos más confiables pueden, aunque inconscientemente, hacernos daño. Lo mismo ocurre con los móviles.

Debemos intentar usarlo como un dispositivo que nos ayuda en situaciones de emergencia, que nos facilita mucho la vida, pero no podemos entretejer nuestra existencia a su alrededor. Trata de mantenerte alejado de él tanto como sea posible y así pasarás más tiempo compartiendo con tus seres queridos, amigos y demás familiares.


Prensa Latina

 
Prensa Latina