0
Publicado el 5 Julio, 2018 por Rosa M. Cubela en Consejos
 
 

Que las reuniones familiares sean momentos inolvidables

Igualmente, es importante dejar un lugar para jugar dominó, ajedrez, cartas o cualquier otro pasatiempo y, de esta forma, abrir un segmento creativo y recreativo para la familia
Que las reuniones familiares sean momentos inolvidables.

Siempre que sea posible toma fotos tanto individuales como del grupo haciendo que los pequeños posen y se diviertan. (Foto: psicologiayfelicidadenfamilia.blogspot.com).

A cargo de ROSA M. CUBELA

En tiempos en que las reuniones familiares se han acortado y las conversaciones simplificado hasta el monosílabo, los momentos de estar juntos deben ser más especiales, no solo en días festivos, sino lo más cotidianamente posible. Es ideal sentarse alrededor de la mesa y recordar viejas historias. Muchas películas, poemas y libros se han basado en estos intercambios. Decide quién se sienta al lado de quien.

Mezcla niños con adultos y haz participar a todos del mismo juego, como parte de una gran familia.

Comenta antiguas reuniones de parientes y amigos. Trata de hacer de estas charlas familiares una costumbre, para que los más pequeños se sientan parte de esa tradición y puedan verse en el mismo lugar a través de los años. Siempre que sea posible toma fotos tanto individuales como del grupo haciendo que los pequeños posen y se diviertan. No olvides las imágenes donde estés solo con ellos, eso les da cierta seguridad y mucha felicidad.

Busca un tiempo para revisar álbumes de fotos y ponle los nombres de los tíos, primos, abuelos, etcétera. Esa es la historia de la familia, por lejana que parezca. Haz de estas reuniones, momentos increíbles, de esos que quedan en la memoria.


Rosa M. Cubela

 
Rosa M. Cubela