0
Publicado el 6 Septiembre, 2018 por Rosa M. Cubela en Consejos
 
 

La soledad

Cuando estamos solos podemos no hacer nada y sentirnos bien, descansar, disfrutar de la naturaleza, tomar sol, caminar, meditar o simplemente hacer lo que nos gusta sin interferencias de otras personas
La soledad,

Persona solitaria. (Foto: rinconpsicologia.com).

A cargo de ROSA M. CUBELA

Entendidos en el tema refieren que se puede interpretar la soledad de dos maneras: estar solo o sentirse solo.

Estar solo es un hecho común para todos. No siempre estamos acompañados. Esta experiencia de soledad se puede disfrutar mucho y suele ser muy constructiva. Cuando estamos solos podemos no hacer nada y sentirnos bien, descansar, disfrutar de la naturaleza, tomar sol, caminar, meditar o simplemente hacer lo que nos gusta sin interferencias de otras personas.

Sentirse solos es diferente, porque uno se puede sentir solo también en compañía. El sentimiento de soledad está relacionado con el aislamiento, la noción de no formar parte de algo, la idea de no estar incluido en ningún proyecto y entender que a nadie le importamos lo suficiente como para pertenecer a su mundo.

El sentimiento de no pertenencia nos lleva a la depresión. En estos casos es muy importante que la persona retome su vida, sus sueños, que realice alguna tarea que lo entusiasme, el estancamiento produce aburrimiento. Cuando se recupera la conciencia interna de pertenencia se logra la reconciliación con uno mismo.


Rosa M. Cubela

 
Rosa M. Cubela