4
Publicado el 20 Septiembre, 2018 por Rosa M. Cubela en Consejos
 
 

Ser o tener

A veces, la agitada vida cotidiana no nos deja percibir que lo que ya tenemos es suficiente. No son pocos los que se preocupan demasiado por TENER. Esa sed, la avaricia, debe tener un límite y más nos vale encontrarlo pronto antes de que la codicia acabe con lo mejor de nosotros

Ser o tenerA cargo de ROSA M. CUBELA

Generalmente, para la felicidad no precisamos tanto TENER. Por eso es necesario saber que lo más importante en la vida es SER. Ese ser que muchas veces no resulta difícil de alcanzar. Parar de correr detrás del TENER y comenzar a correr detrás del SER:

SER AMADO, SER GENTE, SER AMIGO… Cuando SOMOS, estamos mucho más felices que cuando TENEMOS.

El SER requiere de toda la vida para conseguirlo, y el TENER, muchas veces puede conseguirse con rapidez.

Solo que el SER no acaba ni se pierde, una vez conseguido, es eterno; pero el TENER puede terminar inesperadamente, es pasajero, y aunque dure mucho tiempo, puede no traer la felicidad.

Intenta SER y no TENER y seguro sentirás una felicidad que no tiene precio. No vales realmente por lo que tienes sino por lo que eres.

Jamás debe faltarnos tiempo para explorar nuestro mundo interior, entender nuestro ser y justificar nuestra existencia apartándonos de la frivolidad del placer a cualquier precio y a cualquier costo. Tener, solo tener por el hecho de tener para hacernos de respeto y aceptación social nos divorcia de nosotros mismos al extremo de hacernos caer en una confusión de fatales consecuencias. ¿Para qué el acaparamiento si los sudarios no tienen bolsas? ¿Para qué la riqueza si no es para ayudar a terceros? ¿Los bienes nos conducen a la paz interior y a la reconciliación con nosotros mismos? ¡Cuidado con los espejismos…!


Rosa M. Cubela

 
Rosa M. Cubela