4
Publicado el 2 Mayo, 2019 por Rosa M. Cubela en Consejos
 
 

Los milagros de la miel

Se ha comprobado que comer miel antes de hacer ejercicios, retarda el tiempo de aparición de la fatiga, porque es menor el esfuerzo del hígado para convertirla en glucosa
Miel de abejas pura.

Miel de abejas pura. (Foto: actitudsaludable.net).

A cargo de ROSA M. CUBELA

La miel es uno de los edulcorantes naturales más ricos que existen, pero además es utilizada en muchos remedios caseros para aliviar diversos malestares. Por todo esto tiene bien ganada su fama de “milagrosa”.

El laboratorio de Nutrición Deportiva de la Universidad de Memphis la catalogó en una ocasión como la mejor alternativa energética antes de realizar ejercicios físicos. Los investigadores comprobaron que comer miel antes de hacer ejercicios, retarda el tiempo de aparición de la fatiga, porque es menor el esfuerzo del hígado para convertirla en glucosa.

Tanto la miel, como la famosa jalea real, desempeñan el papel de potentes catalizadores, porque son alimentos energéticos que mejoran el funcionamiento corporal e incluso, también la sexualidad.

Entre sus propiedades y beneficios también se ha comprobado que acelera el proceso de cicatrización. Si te cortaste y te quedó una fea cicatriz, esta desaparecerá después de varias aplicaciones de miel. Solo debes untar una o dos cucharadas en la zona afectada, colocar sobre ella una gasa y dejarla allí hasta el día siguiente.

Nada mejor para prevenir la gripe que una infusión hecha de plantas como el eucalipto, la menta, el limón o la hierbabuena, con un poco de miel, ya que esta última cuenta con antioxidantes y componentes que mantienen a salvo el metabolismo celular.

Sin lugar a duda, la miel es un regalo prodigioso de la naturaleza.


Rosa M. Cubela

 
Rosa M. Cubela