1
Publicado el 12 Septiembre, 2019 por Rosa M. Cubela en Consejos
 
 

Diez ventajas del ejercicio físico para la salud

Son muy beneficiosos deportes como natación, ciclismo, aeróbico y baile, además de algunos ejercicios básicos de gimnasia que se pueden llevar a cabo en cualquier sitio
Diez ventajas del ejercicio físico para la salud.
La actividad física previene la obesidad, los altos niveles de colesterol y una tensión elevada. (Foto: GILBERTO RABASSA).

A cargo de ROSA M. CUBELA

Estar en buen estado físico es una cuestión de sentido común. Casi todas las personas están en condiciones de hacer algún tipo de ejercicio habitual, ya sea caminar o correr. Es esencial empezar con un calentamiento gradual y seguir un proceso de preparación. Pero si, a pesar de todo, no estás realmente convencido de comenzar con una actividad diaria, no tienes más que conocer los beneficios del ejercicio físico sobre la salud:

Alivia los dolores de espalda. Las actividades deportivas que activan los músculos abdominales y de la columna vertebral mejoran tu postura y, probablemente, previenen los dolores de espalda.

Evita la obesidad. El ejercicio regular, en combinación con una alimentación equilibrada, ayuda a controlar el peso. La obesidad aumenta el peligro de contraer enfermedades como la diabetes, cálculos en la vesícula biliar y los trastornos cardíacos.

Disminuye el riesgo de desarrollar cáncer. Investigaciones recientes han revelado que una falta de ejercicio físico incrementa el peligro de desarrollar algunos tipos de enfermedades cancerosas (cáncer de colon).

Combate la ansiedad y la depresión. El ejercicio aumenta la autoestima, te hace sentir mejor y más relajado.

Fortalece los huesos. Un ejercicio moderado regular fortalece los huesos, incrementa su contenido en minerales y, consecuentemente, reduce el riesgo de desarrollar osteoporosis. Los huesos que sufren osteoporosis se vuelven cada vez más finos y frágiles por lo que poseen una mayor tendencia a padecer fracturas.

Reduce el peligro de enfermedades cardíacas. La actividad física previene la obesidad, los altos niveles de colesterol y una tensión elevada.

Alivia los dolores menstruales. Algunas mujeres han confirmado que el ejercicio reduce los síntomas premenstruales y los dolores durante la menstruación.

Ayuda a dormir mejor. La actividad física proporciona un sueño profundo, siempre y cuando se espere un lapso de una hora, desde que se termina el ejercicio hasta el momento de acostarse a dormir.

Fortalece los músculos. El ejercicio regular incrementa la capacidad muscular y origina el crecimiento de los músculos, debido al mayor aporte de oxígeno por parte de los vasos sanguíneos cuya cantidad también se incrementa. Además, aumenta la cantidad y el tamaño de las mitocondrias (pequeñas unidades productoras de energía) dentro de las células musculares.

Mejora la sexualidad.


Rosa M. Cubela

 
Rosa M. Cubela