4
Publicado el 19 Septiembre, 2019 por Rosa M. Cubela en Consejos
 
 

El cítrico sanador

El limón es originario de la India, y en la Antigüedad los nativos de esa zona lo utilizaban como remedio contra resfríos y dolores de garganta. Pero los árabes fueron quienes lo dieron a conocer al resto del mundo
El cítrico sanador
Su alto contenido de vitamina C, lo propone como el aliado ideal para contrarrestar los resfríos y dolores de garganta; contribuye también a equilibrar el exceso de sodio, y regulariza a su vez la presión arterial. (Foto: milenio.com).

A cargo de ROSA M. CUBELA

En la familia de los cítricos existe un verdadero “agrio sanador” que contiene miles de propiedades y está al alcance de la mano: indudablemente estamos hablando del limón, el gran aliado de la salud.

Es originario de la India, y en la Antigüedad los nativos de esa zona lo utilizaban como remedio contra resfríos y dolores de garganta. Pero los árabes fueron quienes lo dieron a conocer al resto del mundo.

El limón está compuesto por un alto contenido de vitamina C, ácidos, glúcidos, potasio, sodio, calcio, magnesio, cloro, fósforo, azufre, hierro y vitaminas del grupo B. Aunque su sabor es sumamente agrio, posee demasiados elementos curativos que nos protegen de ciertas dolencias.

Propiedades: Vitamínico, antirreumático, astringente, desinfectante, bactericida, tónico, refrescante, cicatrizante, activador de la circulación, antinflamatorio, antioxidante, refuerza las defensas del organismo y reduce los niveles de colesterol LDL (malo).

¿Para qué se utiliza?

Puede aplicarse sobre las heridas, por su efecto cicatrizante. A nivel digestivo, para contrarrestar enfermedades como cálculos biliares, problemas de riñón y congestiones hepáticas. También es una solución increíble para los problemas intestinales, ya que cohíbe diarreas y hemorragias.

La cosmetología utiliza el limón para refrescar la piel grasa, limpiándola y removiendo ciertas impurezas. Es muy común hacer una máscara facial con el jugo de un limón, la clara de un huevo y una cucharadita de avena. Una vez que se aplica sobre la piel facial, provoca un efecto rejuvenecedor. Asimismo, previene la antiestética caspa; una de las formas de aplicación consiste en frotar el cuero cabelludo con medio limón diluido en agua, antes de acostarse.

Su alto contenido de vitamina C lo propone como el aliado ideal para contrarrestar los resfríos y dolores de garganta. Finalmente, contribuye a equilibrar el exceso de sodio, y regulariza a su vez la presión arterial.

Diferentes formas de consumirlo

Uno de los preparados más prácticos con limón recibe el nombre de limonada, y no es más que una bebida refrescante compuesta de agua, zumo de limón y azúcar. En época de mucho calor alivia la sensación de sed. También se utiliza la cáscara rallada del limón para darle un toque de sabor, color y frescura a panetelas, natillas y pudines. El jugo de limón es el reemplazo del vinagre en ensaladas y frituras.

Algunos nutricionistas recomiendan ingerir limonada alcalina, que se prepara de la siguiente forma: colocar en una jarra un litro de agua, el jugo de un limón grande, una pizca de sal, una de azúcar y una cucharadita de bicarbonato de sodio. Esta mezcla suministra el líquido para evitar la deshidratación, el limón que es astringente, la sal que aporta sodio, el azúcar que brinda energía y el bicarbonato para obtener sales.

Algunos consejos:

-Consumir cítricos diariamente nos previene de muchas enfermedades y levanta las defensas del organismo.

-Para que el zumo de limón sea efectivo, debe consumirse en el momento, pues si no se oxida y pierde sus propiedades.

-A la hora de comprar limones, se deben elegir los de cáscara fina, ya que son más jugosos.


Rosa M. Cubela

 
Rosa M. Cubela