1
Publicado el 19 Marzo, 2020 por ACN en Consejos
 
 

Cuidemos nuestra piel

A pesar de su importancia y ser uno de nuestros medios básicos de reconocimiento y comunicación, la piel en muchas ocasiones no recibe de nosotros la misma preocupación, atención, cuidado y supervisión, al nivel de otros órganos tales como el corazón o los pulmones
Cuidemos nuestra piel.

Si bien Cuba no se encuentra incluida en la lista de los 10 países de mayor incidencia del cáncer de piel, los médicos de la isla recomiendan la protección adecuada para el mantenimiento de una buena salud. (Foto: la vanguardia.com).

Por MARILEY GARCÍA QUINTANA

La piel, el órgano más grande de nuestro cuerpo, constituye la barrera que nos protege del exterior, el primer contacto que tenemos con cualquier objeto, el detector de temperaturas y sensaciones, además de constituir un distintivo racial y ser el gran juez de la edad.

En edades muy tempranas la piel es suave, seca, sin arrugas, sin manchas y posee un aspecto aterciopelado, posterior a los dos años, se hace más grasa por el sudor y glándulas sebáceas que entran en función y a medida que envejecemos, suceden cambios anatómicos y fisiológicos como son la pérdida de humedad, elasticidad y resistencia, los cuales son agravados por una inadecuada alimentación, exposición al viento y sol, consumo de tabaco, entre otros.

A pesar de su importancia y ser uno de nuestros medios básicos de reconocimiento y comunicación, la piel en muchas ocasiones no recibe de nosotros la misma preocupación, atención, cuidado y supervisión, al nivel de otros órganos tales como el corazón o los pulmones.

Más allá del factor estético que permite al ser humano estar psicológicamente conforme consigo mismo, una piel sana, suave y limpia es, ante todo, una señal de buena salud.

Y es que la incidencia de los rayos ultravioletas del sol es cada vez más fuerte, debido al aumento de las consecuencias del Cambio Climático, lo cual también nos afecta directamente a todos, y en primera instancia a nuestra piel, primera barrera entre las altas temperaturas y el cuerpo.

Por eso, todo cuidado es poco ante el aumento agresivo del cáncer de piel y los melanomas malignos, cifra que en el caso de Cuba alcanza anualmente los cerca de 5 mil pacientes, según publica Infomed.

En ese sentido, el Ministerio de Salud Pública, en su sitio web oficial, orienta algunas medidas importantes para el cuidado y protección de la piel, entre ellas protegernos del sol con el uso de sombreros, sombrillas, gafas y cremas de protección solar, así como evitar el baño en playas en horarios de mayor incidencia solar (bañarse antes de las 10 am y posterior a las 6 pm) y una balanceada rica en vegetales y frutas.

Igualmente, los especialistas cubanos recomiendan eliminar el tabaquismo un factor agravante de muchas enfermedades, de lo cual no están exentos los padecimientos de la dermis.

Cuba, que como bien anuncia el argot popular, es un “eterno verano”, trabaja continuamente para desarrollar medicamentos que ayuden a paliar los padecimientos relacionados con la piel, uno de ellos es el Heberferón, para el tratamiento de carcinomas basocelulares.

Si bien la nación antillana no se encuentra incluida en la lista de los 10 países de mayor incidencia del cáncer de piel, encabezada por Nueva Zelanda, Suiza y Noruega, dada a conocer por la Organización Mundial de la Salud, los médicos de la isla recomiendan la protección adecuada para el mantenimiento de una buena salud. (ACN).


ACN

 
ACN