0
Publicado el 28 Mayo, 2020 por Rosa M. Cubela en Consejos
 
 

Salud en tu hogar (II). Los 11 mejores filtros verdes de aire

Hay un hecho nocivo para todos los seres vivientes, desde el más pequeño, hasta el más desarrollado: el hombre. Se trata del incremento en el uso de los productos químicos. Por eso tenemos que crearnos mecanismos que nos purifiquen el aire. Las plantas que ayudan a filtrar ese aire tóxico son una adecuada solución
Salud en tu hogar (II) Los 11 mejores filtros verdes de aire

La cinta o Chlorophytum comosum elimina: Xileno y formaldehído. Filtra el 96 por ciento de monóxido de carbono. (Foto: masira78.wordpress.com).

A cargo de ROSA M. CUBELA

Existen una serie de plantas, poco exigentes en lo que respecta a su cuidado, y con muchas posibilidades de ayudar a cuidar nuestra salud; veamos:

FICUS (Ficus robusta)

Origen: India y Malaya.

Cuidados: Muy pocos, no admite el exceso de agua. Es una de las plantas de interior más habituales porque tolera condiciones de luz tenue y temperaturas frías, además de presentar una gran resistencia ante las plagas. Sobrevive con menos luz que la mayoría de plantas de su tamaño.

Ambiente: Una temperatura entre 16 y 27ºC y en penumbra son sus condiciones óptimas.

Indicadas en: Habitaciones recién amuebladas y en todos los lugares cerrados en general.

Curiosidad: Con unas condiciones adecuadas, puede llegar a alcanzar una altura de 2.5 m. Muy apreciada por los diseñadores por su valor estético y su facilidad de cultivo.

DRÁCENA o TRONCO DE BRASIL (Dracaena marginata, Dracaena deremensis y Dracaena fragans “massangeana”)

Origen: Islas Canarias, África, Asia y Madagascar.

Cuidados: Pocos. Necesitan humedad y luz indirecta. Muy resistente.

Ambiente: Cálido y húmedo (entre 16 y 24 ºC) y en penumbra.

Sustancias que elimina: Formaldehído y xileno.

Indicadas en: Habitaciones recién amuebladas o pintadas.

Curiosidad: Dracaena fragans “massangeana” puede crecer hasta 3 m. Para estimularle un nuevo crecimiento o para rejuvenecer una planta vieja, es recomendable podarla hasta unos 20 cm.

ESPATIFILO (Spathiphyllum sp.)

Origen: Colombia y Venezuela.

Cuidados: Necesita bastante humedad.

Ambiente: Entre 13 y 24ºC.

Sustancias que elimina: Xileno, tolueno y formaldehído. También eficaz en la eliminación de alcoholes, acetona, tricloroetileno y benceno.

Indicadas en: Habitaciones recién amuebladas.

Curiosidad: Es una de las pocas plantas que florecen perfectamente en los interiores.

PALMERAS

Cuidados: Fácil de mantener porque se adaptan a lugares con poca luz y escasa humedad, condiciones propias de la mayoría de edificios.

Indicadas: Junto a muebles nuevos o recién barnizados.

Palmera Areca (Chrysalidocarpus lutescens)

Origen: Madagascar.

Ambiente: 18-24ºC.

Sustancias que elimina: Formaldehído, xileno y tolueno. La areca es valorada como una de las mejores plantas de interior en lo que respeta a la eliminación de todas las toxinas del aire con que se han hecho pruebas.

Curiosidad: Libera copiosas cantidades de humedad en el aire. En el interior de la casa, una palmera areca de 1.8 m transpira aproximadamente un litro de agua cada 24 horas.

CINTA (Chlorophytum comosum):

Origen: Sudáfrica.

Cuidados: Muy fáciles de mantener.

Ambiente: Entre 13 y 24ºC.

Sustancias que elimina: Xileno y formaldehído. Filtra el 96 por ciento de monóxido de carbono.

Indicadas: Tanto en cocinas donde se utiliza gas como en salones y comedores donde hay mucha gente reunida.

Curiosidad: En 1984 recibió especial atención a nivel mundial cuando la NASA dio a conocer por primera vez los hallazgos de unas investigaciones que mostraban la capacidad de esta planta de eliminar los contaminantes del aire en los interiores.

De manera general a la hora de adquirir cualquier planta siempre es recomendable optar por los ejemplares más pequeños puesto que su estado de desarrollo les permite adaptarse mejor a las condiciones particulares del ambiente interior. Por el contrario, si introducimos plantas grandes, a veces les cuesta mucho más adaptarse a las condiciones ambientales del hogar y en consecuencia, sufren estrés y no se desarrollan correctamente.


Rosa M. Cubela

 
Rosa M. Cubela