6
Publicado el 11 Febrero, 2021 por Rosa M. Cubela en Consejos
 
 

Trucos de cocina que te harán la vida más fácil

Si lo que quieres pelar fácilmente son papas hervidas, pásalas por agua muy fría durante 30 segundos al sacarlas del agua hirviendo
Trucos de cocina que te harán la vida más fácil.

Si raspas la raíz de jengibre con una cuchara, sacarás la piel de manera sencilla, rápida y sin dejarte media pieza en el intento. (Foto: gastronomiaycia.republica.com).

A cargo de ROSA M. CUBELA

-Para preparar un montón de huevos duros o mollet -en este caso es especialmente interesante, pues el huevo es más delicado y se rompe más fácilmente- y pelarlos sin volverte loco, puedes añadir un chorro generoso de vinagre al agua de cocción. El ácido ablandará la cáscara, y los huevos se pelarán con mucha facilidad. Si ya hemos cocido los huevos solo con agua y son duros, también funciona ponerlos en un recipiente con tapa y agitarlo como si fuera una coctelera: la cáscara se romperá en trozos muy pequeños y apenas ofrecerá resistencia.

-Si lo que quieres pelar fácilmente son papas hervidas, pásalas por agua muy fría durante 30 segundos al sacarlas del agua hirviendo. Es importante tener en cuenta la proporción entre agua y patata para que la primera siga fría los 30 segundos (las patatas hirviendo desprenden mucho calor). Después, hazles unos cortes superficiales y la piel saldrá prácticamente sola.

-Pelar una raíz de jengibre de piel finísima y llena de recovecos y rincones imposibles con un pelador o un cuchillo es muy difícil, pero la respuesta a tus desvelos está en el mismo cajón y tiene forma de cuchara. Rasca la raíz con ella: sacarás la piel de manera sencilla, rápida y sin dejarte media pieza en el intento.

-¿Has almacenado en un recipiente algún alimento de olor fuerte y no se va ni a tiros? Rellénalo con papel de periódico arrugado y déjalo un par de días cerrado: desaparecerá como por arte de magia. Lávalo bien y ya estará listo para llevar comida sin aromatizarla.


Rosa M. Cubela

 
Rosa M. Cubela