0
Publicado el 5 Diciembre, 2015 por Raul Medina Orama en Cultura
 
 

La ley y el cine

Compartir
José Luis Acosta, el abogado cubano Yanko Martínez y Duncan Crabtree-Ireland se refirieron a los sistemas de protección a los creadores de sus respectivos países.

José Luis Acosta, el abogado cubano Yanko Martínez y Duncan Crabtree-Ireland se refirieron a los sistemas de protección a los creadores de sus respectivos países. (Foto: Armando Rams/Icaic)

Durante la segunda jornada de la 37 edición del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano se dedicó un espacio a debatir sobre la regulación en el ámbito cinematográfico y los derechos de los creadores, asunto principal en un contexto tecnológico donde pareciera más sencillo filmar y difundir los audiovisuales.

En el Salón Vedado del Hotel Nacional de Cuba sucedió un panel organizado por el Sector Industria, en el cual los temas generales se relacionaron con los términos legales en los que se desenvuelven los realizadores, no únicamente de la Isla, sino también de la cinematografía mundial. Participaron el español José Luis Acosta, presidente de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE); el estadounidense Duncan Crabtree-Ireland, jefe de operaciones y asesor general de la Screen Actors Guild-American Federation of Television and Radio Artists (SAG-AFTRA); y el abogado cubano Yanko Martínez, en representación de la Asociación Cubana de Derechos de Autor Musical.

El encuentro, moderado por Martínez, giró en torno a las experiencias y perspectivas de estas organizaciones internacionales y su actividad en defensa no solo de los cineastas, sino también de los actores, guionistas, músicos y creadores en sentido general.

Acosta explicó que la SGAE con más de 120 000 asociados de varios países, constituye un ente civil cuyos autores audiovisuales generan derechos cuando sus obras se explotan en las salas de cine. La Sociedad, de tal manera, tiene entre sus perspectivas de futuro mejorar el licenciamiento y reparto de los beneficios a los creadores.

Duncan afirmó que el trabajo del sindicato al que representa, con aproximadamente 160 000 miembros, se basa en los contratos colectivos, de los cuales provienen la mayoría de los beneficios de los artistas en su país. En cuanto a los nuevos medios que emergen hoy, se refirió a que se encuentran valorando cómo  imbricar los productos resultantes de estas tecnologías en sus contratos, pues no poseen regulaciones específicas.

“En nuestro caso estamos mirando los nuevos medios de altos presupuestos, pues por nuestra experiencia, consideramos que se acercan a la producción realizada para la televisión, así como tienen un impacto en los actores similar”, añadió.

En el debate generado con el intercambio y las preguntas del público, no faltó el tema de las leyes protectoras del audiovisual nacional. Al tópico, Martínez particularizó que en la Isla, la ACDAM se ocupa en su mayoría de las creaciones musicales, y las recaudaciones de autores cubanos en el extranjero “se logran a través de entidades homólogas y de representación recíproca”. Además aclaró que en la actualidad la Asociación busca una estructura para regular las obras audiovisuales. “Por ahora, no se está realizando una acción de proyección internacional, solo en Cuba”, explicó.

Es relevante intercambiar experiencias sobre cómo funciona el derecho de autor en otras instituciones y países, el cual –según el abogado cubano– se regula atendiendo a las particularidades de cada territorio y por ello debe conocerse su funcionamiento en otros lugares.

Compartir

Raul Medina Orama

 
Raul Medina Orama