0
Publicado el 2 Marzo, 2016 por Nora Sosa en Cultura
 
 

Arquitectura Vernácula. Contenedor de una filosofía de vida

Concluyeron las Jornadas Técnicas de una arquitectura salvaguarda de lo popular cubano con resultados destacados

 

A: Por: NORA SOSA
Fotos: ALEXIS RODRÍGUEZ

A San Juan de los Remedios se dedicó el evento en esta edición.

A San Juan de los Remedios se dedicó el evento en esta edición.

“Entre amigos, somos familia”, tales expresiones fueron hechas por arquitectos, urbanistas, historiadores y conservadores de Santiago de Cuba, Villa Clara, Sancti Spíritus, Isla de la Juventud, Pinar del Río y La Habana, participantes en las 13ª Jornadas Técnicas de Arquitectura Vernácula, ocurridas en el Centro Histórico habanero durante cuatro días. Como es ya tradicional hubo conferencias y encuentros de un alto nivel, que al terminar incluían un coloquio debate para llegar a conclusiones acerca de los temas relacionados con distintos lugares del país. Se enfatizó en la necesidad de una mayor divulgación de lo tratado, a través de los medios de prensa y otras entidades.

Sobre la arquitectura vernácula, el urbanismo, se profundizó mediante un recorrido por los primeros siglos de nuestra isla caribeña hasta hoy, que ha tenido un papel fundamental en construcciones comunitarias como el bohío, las casas de madera, este último material que en la actualidad presenta carencias considerables.

El evento es convocado por la Cátedra “Gonzalo de Cárdenas” de Arquitectura Vernácula, con el auspicio de la Fundación Cárdenas, la Diego de Sagredo de España y la Empresa de Proyectos de Arquitectura y Urbanismo RESTAURA, el apoyo de la Oficina del Historiador de La Habana y otras instituciones cubanas.

Si en anteriores Jornadas anuales, el análisis se centró en cada una de las siete villas que llegaban a sus quinientos años, en esta ocasión estuvo dedicada a la octava, San Juan de los Remedios, de Villa Clara. Allí estuvieron sus representantes para mostrar notables disertaciones como San Juan de los Remedios, génesis y evolución de una Villa, del arquitecto y master en ciencias Reynaldo Mendoza Valdivia; otra muy valiosa resultó la de la especialista e historiadora villareña, María Victoria Fabregat Borges, titulada San Juan de los Remedios; evidencias de una identidad.

El maestro Daniel Taboada recibe el Premio Nacional de Patrimonio Cultural por la obra de la vida, de manos de Gladys Collazo (a la derecha) y Perla Rosales (a la izquierda).

El maestro Daniel Taboada recibe el Premio Nacional de Patrimonio Cultural por la obra de la vida, de manos de Gladys Collazo (a la derecha) y Perla Rosales (a la izquierda).

Daniel Taboada Espiniella, director titular de la Cátedra de Arquitectura Vernácula Gonzalo de Cárdenas, entregó a Fabregat Borges de una placa de reconocimiento por el quinto centenario de la urbe agasajada. Ella rememoró el acto fundacional la ciudad en el siglo XVI por Vasco Porcallo de Figueroa y se refirió a la declaración de su Centro Histórico Urbano como Monumento Nacional en 1979.

Y luego de las palabras de bienvenida de Taboada Espiniella en la Basílica Menor del Convento de San Francisco de Asís, recibió el Premio Nacional de Patrimonio Cultural 2015 por la obra de la vida, de manos Gladys Collazo, presidenta del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, del Ministerio de Cultura, y Perla Rosales, directora adjunta de la Oficina del Historiador de la ciudad de La Habana (Ohch). Por su condición de profesor distinguido, el doctor Félix Julio Alfonso López, coordinador asistente del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana, con gusto le entregó la medalla honorífica con el escudo original del lugar.

Al recibir el lauro lo dedicó a varias personas que han contribuido en la labor arquitectónica y urbanística, en especial al historiador de la ciudad de La Habana, Eusebio Leal Espengler, sobre quien expresó “con entera gratitud, en primer lugar, por ser el artífice de la magna obra de La Habana Vieja”.

La  especialista e historiadora de San Juan de los Remedios, María Victoria Fabregat Borges, recibe emocionada, una placa de reconocimiento por el quinto centenario de la villa. A su lado Gladys Collazo.

La especialista e historiadora de San Juan de los Remedios, María Victoria Fabregat Borges, recibe emocionada, una placa de reconocimiento por el quinto centenario de la villa. A su lado Gladys Collazo.

En el último día de las sesiones científicas efectuadas en el Salón de conferencias de la Biblioteca Pública Rubén Martínez Villena que se ubica en la Plaza de Armas, Taboada Espiniella en conversación con BOHEMIA, dijo que: “considerada una arquitectura menor, para mí es mayor porque trata sobre la identidad nacional, el por qué somos cubanos”. Y luego de referirse a costumbres como el lechoncito asado, la tradición oral, profundizó que la arquitectura vernácula es un modo de vivir, el contenedor de una manera de cantar, sentarse, accionar, festejar, construir; para resumir que se trata de una filosofía de la vida.

En la clausura, dio a conocer un mensaje del Marqués de Prado Ameno Javier de Cárdenas y Chávarri, presidente del Patronato de la Fundación Cárdenas y del también Patronato de la Fundación Diego de Sagredo, de Madrid, España, en el que explica que aunque no pudo venir por problemas de salud, confirma su presencia en las próximas Jornadas del 2017.

“Nos reuniremos de nuevo” exhortó Taboada, como expresión de un próximo intercambio entre amigos, familia, digno de llegar más a los cubanos.


Nora Sosa

 
Nora Sosa