0
Publicado el 2 Marzo, 2016 por Irene Izquierdo en Cultura
 
 

Inició Cienfuegos etapa provincial de la FIL Cuba 2016

Se extenderá hasta el domingo, para luego continuar por Pinar del Río y Matanzas del 9 al 13, y por Mayabeque y Ciego de Ávila del 16 al 20, dedicada Lina de Feria y Rogelio Martínez Furé, con el país invitado, la República Oriental del Uruguay
Comenzó la Feria del Libro en las provincias

En cada territorio la Feria del Libro despierta gran interés. (Foto: granma.cu)

Por IRENE IZQUIERDO

Luego del capítulo inicial de la Feria Internacional del Libro Cuba 2016, desarrollado entre el 11 el 21 de febrero, marzo marcó el recorrido de este evento cultural por las provincias de la Isla. De tal manera que en estos momentos, y hasta el domingo, se lleva a cabo la etapa cienfueguera de esta fiesta de la lectura.

Como se ha establecido en el programa general, los cienfuegueros tributan su reconocimiento a Lina de Feria, Rogelio Martínez Furé y a la República Oriental del Uruguay, a los que se les dedica esta edición, pero paralelamente, ofrecen homenajes al centenario del natalicio de José Soler Puig, el aniversario 60 del desembarco del yate Granma, el 130 de la abolición de la esclavitud y a los 50 años de la primera edición de la novela Cimarrón, de Miguel Barnet, entre otros.

Con el antecedente de que en La Habana el programa de la Feria contó con 793 actividades, y solo en la Fortaleza de San Carlos de La Cabaña -sede principal- se realizaron 576, las provincias tienen un gran reto, máxime cuando a ellas irán, distribuidos en la medida que vayan saliendo de las imprentas, el millón 200 mil ejemplares no terminados en febrero.

Como una feria no son solo sus programas –también los escritores y sus libros-, hay muestras de gratitud para los 172 escritores y 41 artistas de 37 países, que participaron en la primera etapa, encabezados por la República Oriental del Uruguay, quienes otorgaron a la programación la calidad y diversidad que nuestra población merece. En ello destacaron también México, Argentina, Chile, España, Estados Unidos, Italia, Rusia y Polonia.

Es propósito del Instituto Cubano del Libro seguir trabajando, como lo hemos hecho en los últimos años, para atraer a editoras extranjeras con buenos catálogos, editoriales que acepen el reto de promover sus ofertas en un mercado como el cubano, integrado por un público cuyas exigencias cognoscitivas son altas.

En términos generales se ha dado un paso más importante: responsabilizar con la promoción y venta del libro a quienes lo producen. Ello permitirá avanzar hacia un diseño espacial de las futuras ferias que concentre y visibilice más a las editoriales cubanas, estableciendo, como lo hacen otros eventos internacionales del libro, zonas en que las entidades que comparten el mismo idioma o nacionalidad, sean más fácilmente identificadas por el público lector.

La Feria concluirá en su totalidad cuando Santiago de Cuba e Isla de la Juventud realicen las suyas, entre el 20 y el 24 de abril.


Irene Izquierdo

 
Irene Izquierdo