1
Publicado el 8 Abril, 2016 por Irene Izquierdo en Cultura
 
 

Carlos Acosta: el mundo de la danza es enorme y diverso (+ Video)

El destacado bailarín asegura que con Acosta Danza desea contribuir con la cultura cubana, crear una compañía con bailarines nuestros, en la que el concepto de cubanía sea el eje principal. “Si voy a desarrollar un sueño como este, ¿en qué lugar mejor que en mi país?”
Carlos Acosta en una sesión de ensayos.

Todo el trabajo realizado en seis meses verá su concreción esta noche. (Foto: cubasí.co).

Por IRENE IZQUIERDO
Fotos: JUAN L. AGUILERA

Acosta Danza Premiere. Inicio de temporada, con el nombre de una compañía que comienza a andar en puntas de modernidad. Agrupación muy reciente y juvenil, encargada de marcar el 8 de abril como un día significativo en la historia de la danza cubana. Noche en la cual cada espectador tendrá una visión muy personal del espectáculo, aunque nadie dudará que es el resumen de muchas jornadas de entrega, en pos de un feliz alumbramiento.

A la espera estamos. Mientras, es preciso hurgar, tocar detalles, ir a los sentimientos y descubrir emociones de los protagonistas, algunos de los cuales dedican a BOHEMIA algunos momentos de su descanso. Tal es el caso de Yasser Domínguez, Marta Ortega y Julio León, integrantes de la compañía.

En representación de los tres habla ella, porque la caballerosidad se impone:

“Los tres procedemos de Danza Contemporánea de Cuba. Yasser y Julio son primeros solistas y yo, primera bailarina. Somos graduados de la Escuela Nacional de Arte, en la especialidad de Danza Contemporánea.

Acosta Danza está integrada por 25 primeros bailarines. (Foto: cubasí.co).

Acosta Danza está integrada por 25 primeros bailarines. (Foto: cubasí.co).

“En dos ocasiones tuvimos la posibilidad de trabajar con Carlos Acosta; la primera, en 2003, cuando estrenó su primera obra coreográfica y de dirección llamada Tocororo, fábula cubana, con bailarines de Danza…, entre los participantes. Años después, decidió hacer un espectáculo al que denominó Cubanía, en el cual estaba incluida Tocororo…, pero como una especie de suite; para entonces ya no estaban muchos de los que habían trabajado con él en 2003 y asumimos nosotros.

“Cuando comenzaron a circular los rumores de la creación de Acosta Danza, ninguno de nosotros sabía que los otros tenían el deseo de formar parte de ella. Hay un detalle que no podemos pasar por alto y es que en Danza Contemporánea estábamos muy bien y teníamos mucho trabajo, lo cual indica que no presentábamos dificultades, pero sentíamos la necesidad de enfrentarnos a otros retos, cambiar”.

-Ahora, comienzan una nueva etapa. ¿Cómo la imaginan en Acosta Danza?

-Pertenecer a Acosta Danza es un privilegio, especialmente en esta etapa fundacional. Ese va a ser nuestro orgullo siempre, incluso, cuando transcurra el tiempo y no tengamos vínculo directo con la danza.

-¿Y el reto que significa estrenar a seis meses de creados?

Marta Ortega, integrante de Acosta Danza.

Marta Ortega habla del orgullo que significa ser fundadora de esta nueva compañía.

-No podemos negar que, al principio hubo, un poco de incertidumbre, por dejar algo en lo que estábamos establecidos, y –como se dice popularmente- comenzar de cero. Primero se dijo que éramos 12 y, en realidad, somos 25. Todos tenemos perfiles muy diferentes; esta mezcla es novedosa, sobre todo en Cuba, y el hecho de que todos tengamos la misma calidad y vayamos hacia una misma dirección, es un gran reto que estamos intentando enfrentar.

“Desde el principio ha prevalecido el deseo de trabajar juntos, de estar unidos y caminar hacia un mismo objetivo. Pero, como todo lo que comienza, va a costar un poco de tiempo, aunque tenemos un elemento significativo a nuestro favor: todos nos conocemos.

“Para el estreno tenemos dos programas. El contemporáneo incluye cinco piezas: Alrededor no hay nada, del español Goyo Montero, Fauno, del belga Sidi Larbi Cherkaoui, De punta a cabo, del cubano Alexis Fernández “Macarela”, El cruce sobre el Niágara, de María Elena Boan. Es una obra que tiene 28 años y permanece intacta, y el estreno de Carmen con versión de Carlos Acosta.

“El de ballet clásico, que se basa en una especie de gala que nuestro director denominó Carlos y sus amigos, incluye -la mayor parte son pas de deux- El lago de los cisnes,  La Sílfide, Winter dreams, La muerte del cisne, Diana y Acteón, End of time, A Buenos Aires, Je ne regrette rien, Les Bourgeois, Carmen, Anadromous y Majísimo”.

DETALLES QUE INTERESAN*

Jóvenes como esta llegaron a las audiciones llenas de expectativas.

Jóvenes como esta llegaron a las audiciones llenas de expectativas

Como director de prensa de Acosta Danza, Léster Vila Léster Vila ofrece detalles para tener en cuanta, como por ejemplo que

Se fundó a finales de 2015. Se hizo una convocatoria a la que concurrieron cientos de jóvenes y se escogió a los idóneos para concretar el concepto que tenía nuestro director y permite reiterar un criterio que emite frecuentemente: danza contemporánea introduciendo la zapatilla de punta.

Él quiere mover la compañía a la danza y que sus integrantes sean capaces de interpretar todo aquello que los coreógrafos –siempre de excelencia- se planteen en sus obras; la agrupación danzaria soñada por un coreógrafo, porque le ofrece muchas opciones.

Uno de los principales valores es que todos son solistas muy buenos.

Las jornadas de preparación han sido intensas; trabajo todo el tiempo, mañana y tarde, casi sin momentos para el descanso. Hay mucho rigor, porque de lo contrario, no se puede mantener la compañía.

Queremos iniciar con una temporada atractiva, que será la carta de presentación, como una muestra de los que podemos llegar a ser y hacer, a partir de la temporada Acosta Danza Premier,  continuaremos desarrollándonos. Lo que siga a esta presentación inicial debe ser superior, con la calidad como sello distintivo.

¿DÓNDE MEJOR QUE EN MI PAÍS?

Los bailarines Julio León, Marta Ortega y Yasser Domínguez.

De izquierda a derecha, Julio, Marta y Yasser, durante uno de los recesos

Todo este tiempo Carlos ha estado inmerso en una vorágine increíble, porque el éxito del estreno de Acosta Danza Premiere depende de muchos detalles. Ha permanecido prácticamente “atrincherado” en los ensayos y seguramente, hubiera querido que cada día tuviera más de 24 horas. No obstante BOHEMIA pudo acceder a un breve intercambio con el destacado bailarín.

-Si usted, por su prestigio internacional como bailarín, podía haber creado su compañía en cualquier otro país, ¿por qué en Cuba?

-Es verdad que hubiera podido fundar una compañía en otro lugar, con otras condiciones, pero mi deseo fue contribuir con la cultura de mi país, crear una compañía con bailarines nuestros, en la que el concepto de cubanía sea el eje principal. Si voy a desarrollar un sueño como este, ¿en qué mejor lugar que en el mío?

“No me canso de repetir que mi corazón está en Cuba, y esa no es una frase vacía: estoy agradecido de muchas personas que me ayudaron en mi carrera profesional y personal, maestros, amigos, familiares, y Acosta Danza es una de las formas que he encontrado de retribuir toda esa ayuda, y también es una oportunidad de regalarle algo hermoso a los cubanos.

Es preciso perfeccionar cada detalle de las coreografías.

Es preciso perfeccionar cada detalle de las coreografías

“Con esto no quiero decir que les doy la espalda a las compañías y a los públicos que, en otros países, contribuyeron en mi desarrollo durante años; todo lo contrario. Ahora, a través de mi compañía, pretendo seguir ofreciéndoles espectáculos atractivos con un elenco de excelentes bailarines cubanos, con coreografías que respondan a un concepto novedoso.”

– ¿Había concebido hace mucho tiempo Acosta Danza? Hábleme de los avatares de su creación, desde la selección, hasta este momento en que están a punto del estreno. ¿Qué le ha proporcionado más satisfacciones y cuáles pudieran ser los aspectos con los que aún no está satisfecho? ¿Cuáles son sus expectativas?

-Tenía el sueño de fundar una compañía de danza que se moviera entre diferentes estilos danzarios. Este deseo se está concretando ahora, pero estamos solo en el comienzo. Tengo bailarines de diferentes formaciones, de danza contemporánea, del ballet clásico, de variedades; son muchachos muy jóvenes con una calidad artística muy buena, que están en pleno desarrollo.

“El deseo es lograr un estilo parejo entre ellos. Desde finales del año pasado en que seleccionamos a los bailarines en una audición, hasta ahora que estamos a punto de estrenar nuestra primera temporada, hemos trabajado mucho y sin descanso. En meses hemos montado dos programas de ballet completamente diferentes y con coreografías llenas de complejidades de todo tipo. Las funciones de nuestra temporada premiere demostrarán lo que se puede hacer con un cuerpo de artistas tan diverso.

Los bailarines de Acosta Danza con el coreógrafo español Goyo Montero.

El español Goyo Montero es el coreógrafo de Alrededor no hay nada, que está en el programa de hoy

 

“El trabajo ha sido duro pero nos llena de satisfacción. Crear un estilo propio no será cosa de un día sino de años, pero ya comenzamos. Ver a mis bailarines trabajando con tanta calidad, con deseos y responsabilidad, es una gran satisfacción porque se va viendo el resultado de tanto esfuerzo. Las insatisfacciones propias de esta etapa no vale la pena mencionarlas pues forman parte también del trabajo y estoy seguro que pasarán.

– ¿La creación de Acosta Danza significa que Carlos Acosta no va a bailar más?

-Significa una nueva etapa en mi carrera. Eso de no bailar más es demasiado absoluto. Por supuesto, como en todas las profesiones, hay épocas diferentes y se van desarrollando de acuerdo con las aspiraciones y necesidades de cada etapa. La carrera de un bailarín clásico es muy corta por el enorme desgaste físico que implica. Puede ser que el público me vea menos haciendo los grandes personajes del ballet clásico, pero seguiré bailando otros lenguajes coreográficos, pues el mundo de la danza es enorme y diverso.

 


 

*Todo el programa de Acosta Danza Premiere
Selección contemporánea
8, 9, 10, 12 y 13 de abril
Alrededor no hay nada
Coreografía: Goyo Montero
Asistente de montaje: Iván Gil Ortega
Sobre poemas de Joaquín Sabina y Vinícius de Moraes
Vestuario y luces: Goyo Montero
Fauno (8, 9 y 12 de abril)
Coreografía: Sidi Larbi Cherkaoui
Asistente de Montaje: Daisy Phillips y Daniel Proietto
Música: Claude Debussy
Música adicional: Nitin Sawhney
Vestuario: Hussein Chalayan
Luces: Adam Carrée
El cruce sobre el Niágara (10 y 13 de abril)
Coreografía: Marianela Boán
Música: Olivier Messiaen
Ensayadoras: Clotilde Peón e Idania Wambrug
Vestuario: Leandro Soto
Luces: Carlos Repilado
De punta a cabo.  (8, 9 y 12 de abril)
Coreografía: Alexis Fernández (Macarela)
Ensayadoras: Clotilde Peón e Idania Wambrug
Vestuario: Vladimir Cuenca
Música: Kumar, Kike Wolf —a partir de La Bella Cubana de José White— y Omar Sosa
Luces: Adam Carrée y Pedro Benítez
 — Intermedio —
 Carmen
Coreografía: Carlos Acosta
Asistentes de montaje: Clotilde Peón, Yaday Ponce y Marta Ortega
Música: Georges Bizet / Rodión Shchedrín
Adaptaciones orquestales: Giovanni Duarte
Música adicional: Denis Peralta
Vestuario: Tim Hatley
Luces: Peter Mumford
Selección clásica  (16 y 17 de abril)
La dirección artística es de Carlos Acosta; asistente de montaje, Clotilde Peón, y luces, Chris Davey y Pedro Benítez
 El lago de los cisnes
(Pas de deux del segundo acto)
Coreografía: Sobre la original de Lev Ivánov y Marius Petipa
Música: Piotr I. Chaikovski
La Sílfide
(Pas de deux del segundo acto)
Coreografía: August Bournonville
Música: Herman Løvenskjold
Winter dreams
(Pas de deux)
Coreografía: Kenneth MacMillan
Música: Piotr I. Chaikovski
La muerte del cisne
Coreografía: Michel Fokine
Música: Camille Saint-Saëns
Diana y Acteón
Coreografía: Agrippina Vagánova
Música: Riccardo Drigo
— Intermedio —
End of time
Coreografía: Ben Stevenson
Música: Serguei Rachmaninoff
A Buenos Aires
Coreografía: Gustavo Mollajolli
Música: Astor Piazzolla
Je ne regrette rien
Coreografía: Ben Van Cauwenbergh
Música: Canción de Michel Vaucaire y Charles Dumont, interpretada por Édith Piaf
Les Bourgeois
Coreografía: Ben Van Cauwenbergh
Música: Jacques Brel
Carmen
(Pas de deux)
Coreografía: Carlos Acosta
Música: Georges Bizet y Rodión Shchedrín
Anadromous
Coreografía: Raúl Reinoso
Música: Ezio Bosso y Yann Tiersen
Majísimo
Coreografía: Jorge García
Música: Jules Massenet


 

 


Irene Izquierdo

 
Irene Izquierdo