0
Publicado el 24 Abril, 2016 por Prensa Latina en Cultura
 
 

Concluyó la XXV Feria del Libro en Cuba con el capítulo santiaguero

Catalogada en su conjunto como un evento artístico e integrador. En todo el país fueron comercializados alrededor de un millón de ejemplares, con un precio promedio de ocho pesos por cada uno; esa reducción es parte del empeño por hacerlos más accesibles a todos
Compartir
Concluyó en Santiago la Feria del Libro Cuba 2016.

Desde el mes de febrero, cuando se inauguró en La Habana, hasta este en que se clausuró en Santiago de Cuba, asistieron a la Feria casi dos millones de personas. (Foto: bohemia.cu).

Como un evento integrador de las artes en cada una de las provincias calificó hoy aquí a la XXV Feria del Libro, el Ministro cubano de Cultura, Julián González, durante el resumen de estas jornadas, refiere la Agencia Latinoamericana de Noticias Prensa Latina

El titular resaltó el favorable ambiente cultural creado alrededor de la fiesta de las palabras escritas y las oportunidades para realzar el talento local, junto a la confirmación de figuras consagradas nacionalmente, todo lo cual hace mucho bien a la espiritualidad del país.

González exaltó la autenticidad intelectual de Rogelio Martínez Furé y Lina de Feria, los escritores a quienes se rindió homenaje en esta edición desde sus muy particulares y diferentes maneras de asumir la literatura.

Igualmente, agradeció el enorme esfuerzo de los trabajadores y directivos del Instituto Cubano del Libro (ICL) y la presencia de autores de la talla de los Premios Nacionales de Ciencias Sociales y Literatura, Fernando Martínez Heredia y Eduardo Heras León, respectivamente, junto a otros insignes escritores.

Reconoció el apoyo de las autoridades de cada territorio para el éxito de la Feria, de la cual se sienten parte.

Por su parte, Zuleika Román, presidenta del ICL, informó que tomaron parte en el jubileo, iniciado en febrero último en La Habana, cerca de dos millones de personas y fueron comercializados alrededor de un millón de ejemplares, con un precio promedio de ocho pesos por cada uno.

Ponderó Román la reducción de los precios de los libros como parte del empeño por hacerlos más accesibles a todos y las iniciativas de diseño y de otro orden desplegadas en varias ciudades en pos de recintos y espacios feriales atractivos y con especial tino para promover los textos.

Consideró que el evento debe asumirse como llamada de atención durante el año de que los autores, las obras y las editoriales están ahí, pero no como un final porque se trata de un empeño permanente.

Afirmó que en los próximos meses serán anunciadas las novedades de la Feria del 2017, fundamentalmente los creadores que serán agasajados y la nación invitada de honor.

Durante el cierre, realizado en el Salón de los Vitrales de la Plaza de la Revolución Antonio Maceo, estuvieron presentes las principales autoridades de la provincia y fueron presentados libros de Lina de Feria y Martínez Furé y el titulado Soy Santiago, con imágenes y testimonios por los 500 años de la ciudad.

Compartir

Prensa Latina

 
Prensa Latina