0
Publicado el 29 Junio, 2016 por Prensa Latina en Cultura
 
 

Eliades Ochoa le pone calor al invierno peruano

Foto: Juventud Rebelde

Foto: Juventud Rebelde

Lima, 28 jun (PL) El guitarrista y cantante tradicional cubano Eliades Ochoa le puso color y temperatura al gris invierno de la capital peruana, en una visita relámpago que disfruta complacido por el cariño con el que lo recibe un público que lo conoce y aprecia.

En diálogo con Prensa Latina, el veterano artista ganador de tres premios Grammy dijo que los hechos le confirmaron lo que ya sabía, que los peruanos son muy conocedores de la música cubana y le tienen alta aprecio.

“Me han recibido con gran cariño, me han tratado muy bien, en las entrevistas de prensa, en la calle; se nota que conocen y les gusta la música que hacemos”, dice en un alto de sus aprestos para su presentación en el centro de convenciones María Angola, un amplio auditorio del barrio limeño de Miraflores.

El famoso tresero cubano compartió momentos de compañerismo en una visita a la embajada de Cuba en Lima, donde fue recibido por el embajador, Sergio González, y el personal de la representación diplomática.

En un ameno diálogo con sus compatriotas, hablaron de la vida cotidiana en Cuba, de la vasta trayectoria artística de Eliades, de sus anécdotas y de sus experiencias exitosas en ese encuentro de raíces compartidas que tuvo con músicos africanos.

Eliades culminará en Lima una breve incursión sudamericana en la que antes estuvo en la caliente ciudad colombiana de Medellín. De aquí volverá a La Habana y posteriormente viajará a Venezuela y Estados Unidos, donde le impresiona el gusto de los jóvenes por la música cubana.

Sobre la experiencia de haber cantado en la Casa Blanca, como invitado del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, relató que en su juventud él compró el famoso disco de grandes músicos y cantantes cubanos “Buena Vista Social Club”.

Dijo que le causó mucha satisfacción y sintió que estaba haciendo de alguna manera historia, cuando cantó en la sede presidencial norteamericana y puso lo que llama con modestia un granito de arena al proceso de la normalización de relaciones entre La Habana y Washington.


Prensa Latina

 
Prensa Latina