0
Publicado el 1 julio, 2016 por ACN en Cultura
 
 

Adiós a Minini, defensor de la rumba clásica

Legó todo su saber –como director- a Afrocuba, uno de los grupos insignias del género en La Mayor de Las Antillas, al que, como tributo, sus integrantes harán germinar y crecer, cada vez más unidos
Homenaje póstumo a Francisco Zamora Chirino, Minini.

Uno de los rasgos que distinguió a este hijo de la rumba fue su identidad, su amor a las raíces. (Foto: YENLI LEMUS DOMÍNGUEZ/ACN).

Francisco Zamora Chirino se incluye en los anales de la historia como defensor de la rumba clásica, porque hacía que los jóvenes conocieran la esencia de lo matancero, afirmó hoy Regla González, promotora cultural, durante el sepelio del artista conocido como Minini.

Hoy se siembra el legado del director de Afrocuba, uno de los grupos insignias del género en La Mayor de Las Antillas, esperamos que germine, que Afrocuba no caiga, renazca con más profundidad y unión, añadió González en exclusiva a la ACN.

Tras ceremonia afrocubana para decir adiós a Zamora Chirino ante su casa, ubicada en la calle de Río, en la Atenas de Cuba, familiares, amigos, colegas y admiradores sepultaron en el Cementerio de San Carlos al rumbero mayor, que falleció en la madrugada de este jueves.

Minini era una biblioteca humana, y hay que hurgar en su legado, opinó Juan García Fernández, director artístico y coreógrafo de las obras del grupo Afrocuba, Francisco profesó una disciplina incalculable por preservar los valores de Matanzas, fue cuidadoso con que no se perdiera lo autóctono ante los préstamos culturales.

García Fernández recordó, además, la disposición de Minini junto a Afrocuba, en la década del 80 del siglo XX, para llevar la cultura cubana a los internacionalistas de la Isla que prestaron servicios en Angola y el Congo.

Minini trasciende como uno de los grandes rumberos cubanos, artista que conservó sus raíces afrocubanas, digno de admiración por su ética y dedicación, afirmó Manuel Hernández Valdés, caricaturista y Premio Nacional de Periodismo.

El 17 de septiembre de 1937 nació Francisco Zamora Chirino, en la ciudad de Matanzas, y falleció este jueves a los 78 años de edad, a causa de una crónica patología, pero trasciende como especialista en música folklórica, poseedor de la Réplica del Machete de Máximo Gómez.


ACN

 
ACN