0
Publicado el 1 Julio, 2016 por Prensa Latina en Cultura
 
 

Carlos Acosta se despide en Hong Kong

Después de una carrera de 26 años, "El Clásico Adiós" fue interpretado por Acosta bajo el patrocinio del Departamento de Servicios Culturales y de Ocio de Hong Kong, con fragmentos de su repertorio de ballet favorito, junto a un destacado elenco de bailarines de Cuba
Carlos Acosta, destacado bailarín cubano.

Al concluir esta temporada de despedida, el incansable bailarín cubano ha adelantado que desea concentrarse en Acosta Danza, su compañía recién creada. (Foto: lahabana.com).

El destacado bailarín cubano Carlos Acosta, se presentó hoy en la Región Administrativa Especial de Hong Kong de la República Popular China, haciendo gala de un programa de clásicos en lo que significa su despedida de los escenarios, informa Prensa Latina desde Beijing.

Después de una carrera de 26 años, El Clásico Adiós fue interpretado por Acosta bajo el patrocinio del Departamento de Servicios Culturales y de Ocio de Hong Kong, con fragmentos de su repertorio de ballet favorito junto a un destacado elenco de bailarines de Cuba.

El programa incluye el pas de deux Lago de los cisnes, La Sylphide, Sueños de invierno y Diana y Acteón, así como La Muerte del Cisne de Michel Fokine, Fin de los tiempos de Ben Stevenson, A Buenos Aires, de Gustavo de Mollajolli, Je ne regrette rien y Los Burgueses de Ben Van Cauwenbergh y Majísimo de José García.

Asimismo sorprendió con una presentación de su recién estrenada coreografía Carmen, en la escena de la Royal Opera House de Londres.

Acosta nació en La Habana y se formó en la Escuela Nacional de Ballet de Cuba. Más tarde pasó a bailar con el Ballet Nacional Inglés, el Ballet Nacional de Cuba, el Ballet de Houston y el Royal Ballet.

Este bailarín, considerado por muchos como el más grande de su generación y aplaudido por su destreza para desafiar la fuerza gravitacional con sus giros y saltos, ha bailado con las compañías de ballet más importantes del mundo.

Ganó la aclamación también por escenificar muchos de los papeles más emblemáticos de ballet, incluyendo el Príncipe Siegfried en Swan Lake, Basilio en Don Quijote y El Príncipe en Cascanueces.

Al concluir esta temporada de despedida, el incansable danzador cubano ha adelantado que desea concentrarse en Acosta Danza, la compañía que fundó en La Habana y con la que desarrollará una línea neoclásica y contemporánea en espectáculos que presenten a Cuba como país de tradiciones danzarias y al tanto de las tendencias más actuales de esa industria.


Prensa Latina

 
Prensa Latina