0
Publicado el 11 Julio, 2016 por ACN en Cultura
 
 

Los parques de Santa Clara

La misa fundacional de Santa Clara fue en la plaza o parque de El Carmen. Foto: cmhw.cu

La misa fundacional de Santa Clara fue en la plaza o parque de El Carmen. Foto: cmhw.cu

Mairyn Arteaga Díaz

No es Santa Clara, en Cuba, la ciudad de los parques; no pretende quitarle el apelativo a Holguín, pero vive orgullosa de las plazas que la adornan y la recorren de extremo a extremo, y la refrescan con brisas de árboles en los días de la peor canícula.

Como toda urbe, Santa Clara posee quintas reconocidas y otras casi anónimas, presentes solo en el mapa de los vecinos cercanos o de algún descarriado, aventurero presto a conocer lo inesperado, lo que no aparece en las guías.

En el mismo corazón de la villa se extiende majestuoso el parque Vidal, epicentro de la mayoría de los sucesos culturales, dueño de la glorieta y la banda de música, del Niño de la bota y los chivos que cargan gustosos a chiquillos risueños en tardes de domingo, y en todas las del verano.

Aparece, también, el edén de La Pastora, ubicado en la otrora calle San Pablo, hoy Cuba, y que luce junto a la iglesia, una estatua del insigne patriota  Miguel Jerónimo Gutiérrez.

El de Los Mártires, cercano al ferrocarril; el de Los Beatles, en la calle Maceo; el de los Framboyanes, en las afueras, en la zona hospitalaria; el llamado de las permutas, en una esquina de San Miguel; y así muchos otros…

Pero hay, sin lugar a dudas, uno en especial que marca el nacimiento de la urbe más clara y santa de Cuba, testigo de hechos decisivos para la historia patria y orgullo de los nacidos en esta tierra.

Cuesta arriba por la avenida Máximo Gómez –no es la única vía- se llega al Parque del Carmen, donde se oficiara la misa fundacional, y se plantara el primer tamarindo el 15 de julio de 1689.

Allí, el monumento a las primeras familias y el busto de El Vaquerito, como se conoce al capitán Roberto Rodríguez Fernández, herido de muerte durante la Batalla de Santa Clara.

Por las calles estrechas de una ciudad, presta a celebrar su aniversario 327, el visitante tropezará con un sinnúmero de estos sitios, ideales para descansar un rato, disfrutar del bullicio atropellado de estos tiempos y comulgar en soledad o con amigos.  (ACN)


ACN

 
ACN