0
Publicado el 1 Agosto, 2016 por Sahily Tabares en Cultura
 
 

Andy Montañez: “El que canta dice mucho”

Reconocido con el Premio Miguel Matamoros, el puertorriqueño dijo sentirse honrado por el cariño que le prodigan el pueblo cubano y sus colegas de la Isla
Andy Montañez, junto con el maestro Guido López Gavilán y Miguel Barnet (detrás).

Junto al galardonado Andy Montañez, el maestro Guido López Gavilán y Miguel Barnet (detrás).

Por SAHILY TABARES

Fotos: LEYVA BENÍTEZ

Cualquiera diría ha vuelto, lo cierto es que nunca se va. Queda en los oídos atentos, en el alma. De manera sensible reactualiza referentes, se entrega sin ambages con la intensidad del artista consciente, pues comparte mediante su labor profesional, vida y corazón.

El cantante puertorriqueño Andy Montañez dijo sentirse honrado por el cariño que le prodigan el pueblo cubano y sus colegas de la Isla al recibir el Premio Internacional Miguel Matamoros, conferido por la Unión de Escritores y Artistas de Cuba.

En ceremonia a la cual asistió Abel Prieto, asesor del presidente de los consejos de Estado y de Ministros; Miguel Barnet, presidente de la Uneac, entregó al prestigioso artista la distinción –cuya imagen fue concebida especialmente por Eduardo Abela Torrás–, que reconoce los aportes a la cultura popular de su país y a la identidad musical del Caribe.

“Nunca podremos olvidar la solidaridad de Andy con nuestro pueblo, como cuando luego de los huracanes que nos azotaron en 2008, cantó para habitantes de zonas más afectadas”, dijo el poeta y etnólogo.

Al expresar las palabras de elogio del artista laureado, el maestro Guido López Gavilán, presidente de la Asociación de Músicos de la Uneac, destacó la participación de Montañez en los festivales Boleros de Oro y su huella en la promoción e interpretación del bolero, el son y la salsa.

Durante la jornada hubo muestras de cariño hacia Andy: el dibujante Cecilio Avilés le obsequió grabados de su autoría, Raquel Hernández y Mundito González recrearon canciones de las dos islas. A modo de descarga, en una relación fraterna, íntima, ocurrió dar-recibir piezas emblemáticas, el deguste de una constelación de nombres y títulos significativos en la historia sonora del continente.

Tras recordar cómo gustaba la música de Miguel Matamoros a su padre, Andy se puso de pie, y acompañado por el guitarrista Rey Montesinos, interpretó El que canta, un éxito dedicado por Daniel Santos a Sindo Garay y retomó otros boleros.

Acompañaron al cantante en el acto, Edwin González, delegado de la Misión de Puerto Rico en Cuba, y numerosos boricuas que viajaron para disfrutar del Festival Boleros de Oro.

En un breve aparte con BOHEMIA, Andy recordó que siempre fue admirador de Fernando Álvarez.

“Nos conocimos en Puerto Rico, su canción Sueño siempre me gustó, la hice mía en un disco homónimo. Tuve la dicha de grabar con Omara Portuondo y Pablo Milanés.

“¿Qué pudiera decirle a este país que tanto admiro y quiero: Gracias, Cuba. Cuando uno canta dice mucho, por eso vengo en las buenas y en las malas, en la fiesta y en el momento difícil. Eso es la solidaridad, la manera de expresar que estoy aquí, junto a ustedes”.

Varios años han transcurrido desde su fructífera experiencia con el Gran Combo de Puerto Rico.

“Sí, el tiempo pasó. Ahora tengo en la orquesta a mis dos hijos mayores, Harold y Andy. Trabajamos mucho en escenarios lejanos de casa. El bolero siempre está presente, son diversos los estilos que presenta en diferentes épocas y lugares; incluso permite la combinación o mezcla, aportes musicales de regiones y países, rasgos personales de creadores.

“Igual ocurre con el sentimiento, se siente, se comparte. La música es una fortuna, motiva al ser humano. No importa el idioma, la distancia. Nunca admite olvidos, ni separaciones. Se pueden decir tantas cosas en una canción”.

Lo confirma el tresero Pancho Amat, Premio Nacional de Música, quien destaca los dones de Montañez. “Es uno de los grandes del Caribe. Podemos sentirnos orgullosos de tener un representante tan digno de nuestra música. Gran amigo de Cuba demuestra talento y empeño por defender lo valedero”.

Los visitantes boricuas entonaron un coro al que Montañez se sumó con la bandera en las manos. “La Patria –dicen- es el canto profundo de todos”.


Sahily Tabares

 
Sahily Tabares