0
Publicado el 2 Noviembre, 2016 por Aleida Cabrera en Cultura
 
 

Ni olvidado, ni en las tinieblas(+Video)

“Aquel negro gordo y ciego hizo soñar, recordar y llorar dulcemente a dos o tres generaciones”

Por Aleida Cabrera López

A 25 años de la muerte de José Tejedor, su voz y sus boleros, no quedaron en el olvido, forman parte del patrimonio de la música cubana

José Tejedor: compositor, cantante y guitarrista comenzó su carrera en programas de aficionados y animando fiestas de amigos. Nacido en el barrio habanero de Santos Suárez, el 7 agosto de 1922, José Tejedor Sibates se convirtió con el tiempo en una figura indispensable de la música romántica en Cuba.

En 1937 se presentó en el programa radial La Corte Suprema del Arte de la CMQ, donde, pese a su indiscutible talento, pasó sin pena ni gloria. Su condición de negro, pobre y ciego en una sociedad racista conspiraba contra su sueño artístico. Pesaba más de 250 libras. Pero su vocación musical era innegable, y su entusiasmo contagiaba al más indiferente.

En noviembre de 1958 hizo sus primeras grabaciones en los estudios de Radio Progreso. Fue un cantante sobrio, afinado, con un estilo que siempre mantuvo, se dice que era un ciego con luz en la voz. Entre sus éxitos destacan En las tinieblas, Doce veces, Cuando estés muy sola, Como nave sin rumbo, Con tu nombre en los labios.

Un acontecimiento daría un vuelco en la trayectoria de Tejedor, cuando unió su voz a la de Luis Oviedo. El dúo se presentó en bailes populares y en centros nocturnos. La radio y la televisión también le abrieron las puertas.

Dúo Tejedor y Luís (cadenahabana.cu)

Dúo Tejedor y Luís (cadenahabana.cu)

Sobre el dúo, el músico Senén Suárez, afirmó: “Luis Oviedo siempre cantó con voz de falsete y no de segundo, como se ha comentado, quiere decir, una tercera o una cesta sobre la voz prima. También es correcto decir que él interpretaba la mitad de la obra sobre lo que cantaba Tejedor y el dúo resultaba muy agradable”.

Tejedor y Luís grabaron para las disquera Areito y Siboney. Sus discos se vendían como pan caliente: “En las tinieblas”, “Escándalo”, “Como nave sin rumbo”, “Pasión sin freno”, “Llora corazón”, “Mi Magdalena”… José Tejedor colmó una época del bolero cubano en la década de los años 60 y 70, manteniéndose en los Festivales Boleros de Oro en los 80 y principios de los 90 hasta su fallecimiento el 2 de noviembre de 1991.

El destacado periodista y dramaturgo Amado del Pino escribió sobre él: “Nadie como Tejedor cantará aquello de “Me abandonaste en las tinieblas de la noche / y me dejaste sin ninguna orientación”, ni entonará el llamado al respeto por el amor, el romance de complicidad con los amantes que estalla cuando su voz, entre límpida y gruesa informa: “Porque tu amor es mi espina/ por las cuatro esquinas hablan de los dos / que es un escándalo dicen…”

“Aquel negro gordo y ciego hizo soñar, recordar y llorar dulcemente a dos o tres generaciones”.

[vsw id=”1F1yVvnnbmc” source=”youtube” width=”425″ height=”344″ autoplay=”no”]

(Fuente: Ecured y La Jiribilla)

 

Guardar


Aleida Cabrera

 
Aleida Cabrera