1
Publicado el 13 Enero, 2017 por Irene Izquierdo en Cultura
 
 

Fátima Patterson: “Yo soy Santiago”

Mujer de rostro noble y una sangre santiaguera, que la ata cada vez con mayor fuerza al calor de su tierra, tiene el mérito de la constancia, de lo que dan fe muchas alegrías y lauros, entre los que se incluyen la Distinción por la Cultura Nacional y el Premio Iberoamericano de Mujeres Creadoras

Conceden Premio Nacional de Teatro.Por IRENE IZQUIERDO

Eso fue lo primero que pensó cuando anunciaron que se le había concedido el Premio Nacional de Teatro 2017. Lo escribió en su perfil de Facebook, mientras en las agencias noticiosas, redes sociales, canales televisivos y emisoras de radio abundaban acerca del acontecimiento.

Algunas, como la ACN daban fe de que, con más de cuatro décadas de carrera artística, en su fructífera trayectoria, “se incluyen puestas como Repique por Mafifa o La última campanera, e Iniciación en blanco y negro para mujeres sin color”.

Hay muchas notas más, que hablan de una vida y una trayectoria…, de una mujer, pero sin el sentimiento que ella le pone, cuando agradece. Porque como todo lo hecho por las personas grandes, infinitamente humildes, le salen de cada fibra de un alma que ha dejado huellas… “En el camino recorrido, en las batallas libradas; perdidas algunas, pero con lecciones aprendidas; en los amigos idos, en los perdidos y en mi madre siempre presente aunque en otra dimensión, en Santiago de Cuba y su gente, mi gente…”

En el escenario, Fátima es dueña.

En el escenario, Fátima es dueña.

Llevada por la felicidad que le proporciona este reconocimiento, escribió también en su perfil de Facebook: “[…] hace unos días una señora desconocida para mí, en el jolgorio de las festividades, me detuvo en la calle y me dijo: ´ ¡Qué gusto en saludarla, yo quería conocerla en persona. Usted es la joya de Santiago, nuestra joya!’

“Me reí avergonzada, pero luego medité y entendí: yo soy un bien preciado para ella, porque como dije alguna vez YO SOY SANTIAGO y los santiagueros nos sentimos orgullosos de Santiago. A mí, Santiago me quiere y yo lo adoro.

“¡Gracias a los Santiagueros y santiagueras. El Premio Nacional de Teatro, obtenido en este nuevo año, me estimula, me compromete y me alegra. Es un nuevo camino a recorrer, de más batallas, las necesarias, en este tan importante momento! ¡Ashé para nosotros. Gracias a todos mis amigos!”

Inquieta y multifacética, hoy recibe una muestra más del cariño que le tienen en su pueblo, en su tierra, donde sí es profeta, porque, en la historia cultural de Santiago, hay un lugar para Fátima de la Caridad, no solo por el Premio que hoy le han otorgado, sino por ella, por su entrega y por lo que cada día suma a la formación de nuevos actores.

Ahora nos queda esperar al 22 de enero, día en que más que asumir el Premio, Fátima dará otro abrazo íntimo a la cultura cubana.


Irene Izquierdo

 
Irene Izquierdo