0
Publicado el 10 Febrero, 2017 por ACN en Cultura
 
 

Evocan el genio político y el humanismo de Fidel en la Feria del Libro

Lisandra Romeo Matos

El escritor Heberto Norman, durante su intervención como panelista en el Coloquio: "Fidel, política y cultura", en la XXVI Feria Internacional del Libro. (Foto: ACN)

El escritor Heberto Norman, durante su intervención como panelista en el Coloquio: “Fidel, política y cultura”, en la XXVI Feria Internacional del Libro. (Foto: ACN)

El realismo y sentido táctico del líder de la Revolución Fidel Castro, cuyo genio político conllevó al triunfo del Primero de Enero de 1959, suscitó hoy gran interés durante la primera jornada de la XXVI Feria Internacional del Libro de La Habana, 2017.

La sala Nicolás Guillén, de la fortaleza San Carlos de La Cabaña, acogió el coloquio Fidel, política y cultura, que reunió a un auditorio interesado en conocer más sobre el pensamiento del Comandante en Jefe, a quien se rinde especial homenaje en la actual edición de la fiesta de la letras impresas en la Isla.

El historiador e investigador cubano Mario Mencía, uno de los panelistas del encuentro, refirió el carácter activo que Fidel y La Historia me Absolverá insuflaron a la etapa anterior al triunfo revolucionario.

Recordó que el alegato de autodefensa pronunciado por el entonces joven licenciado en Derecho, luego de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, constituyó el primer programa antimperialista que conduciría a la libertad nacional.

Fidel transformó en tribuna el banquillo de acusados y proclamó para la posteridad la plataforma programática inicial de la Revolución cubana, sostuvo el también autor de varios textos como La Prisión Fecunda y El grito del Moncada.

Abel Prieto Jiménez, Ministro de Cultura, durante el Coloquio: Fidel, política y cultura. (Foto: Rafael FERNÁNDEZ ROSELL/ACN)

Abel Prieto Jiménez, Ministro de Cultura, durante el Coloquio: Fidel, política y cultura. (Foto: Rafael FERNÁNDEZ ROSELL/ACN)

A tono con Mencía, la decisión de divulgar, en 1953, las aspiraciones de transformar la sociedad, “constituye el verdadero valor revolucionario de La Historia me Absolverá”, en la medida en que interpreta a la nación desde su época y  señala a las masas el camino para un verdadero cambio.

En el alegato de defensa Fidel expuso los males de la Cuba de entonces, resumidos en problemas acuciantes en torno a la tierra, la vivienda, el desempleo, la educación y la salud.

La escritora y periodista Katiuska Blanco comentó sobre el papel del líder en la etapa revolucionaria y su respeto absoluto a la dignidad humana, afianzada como condición ineludible de la sociedad.

La autora de Todo el tiempo de los cedros, que compendia parte de la vida del Comandante en Jefe, mencionó además su compromiso y confianza en el hombre, “lo cual lo llevó a creer en la gente de pueblo, de quienes esperaba y  recibió muestras altruistas”.

Invitado también al coloquio, el intelectual canadiense Arnold August, estudioso del Derecho en la sociedad cubana, disertó sobre el poder político y la nueva cultura comunicacional ejercida por Fidel.

Panelistas del Coloquio: Fidel, política y cultura. (Foto: Rafael FERNÁNDEZ ROSELL/ ACN)

Panelistas del Coloquio: Fidel, política y cultura. (Foto: Rafael FERNÁNDEZ ROSELL/ ACN)

La defensa de los derechos humanos en todas las esferas, inexistentes antes de 1959, se une a las dimensiones de su legado, pensamiento y acción en una nueva cultura de comunicación entre el líder y su pueblo, señaló el autor.

También invitados al coloquio estuvieron René González Barrios, presidente del Instituto de Historia de Cuba, y el politólogo argentino Atilio Borón, quienes hicieron alusión a la solidaridad e internacionalismo de Fidel.

En su actual edición, la Feria dedica al Comandante en Jefe 24 títulos, algunos novedosos y otros reediciones de textos publicados en 2016, con motivo del cumpleaños 90 del máximo jefe de la Revolución cubana.  (ACN)


ACN

 
ACN