0
Publicado el 3 Febrero, 2017 por Aleida Cabrera en Cultura
 
 

El alma y el sabor de Tata Güines

Cuando se dice Tata Güines las cosas cambian y todos piensan: “Ese es la tumbadora hecha alma y sabor”
foto2-tata-guines-web

Tata Güines fue maestro de maestros de la percusión cubana / Ecured

Por Aleida Cabrera

Desde muy pequeño solía tocar una caja de limpia botas en la esquina. Decir Federico Arístides Soto Alejo a muchos nada le  aportará, pero cuando se dice Tata Güines las cosas cambian y todos piensan: “Ese es la tumbadora hecha alma y sabor”.

Tumbador y percusionista general popular. Su formación musical fue completamente autodidacta. Era un gran admirador de Luciano Chano Pozo, quien se convirtió en su modelo a seguir.

Las tumbadores llegaron después de iniciarse en las claves, los bongoes, el güiro, las pailas y el contrabajo. En algunas oportunidades actuó como cantante solista en diversos géneros musicales cubanos.

Su municipio natal fue Güines, donde comenzó su vida laboral y el que le dio su nombre artístico. En la capital, formó parte de numerosas agrupaciones musicales en Cabaret, la radio, la televisión y carnavales. Integró agrupaciones como: Orquesta Estrellas Nacientes, Jazz-band Swing y Los Amigos, dirigida por el desparecido pianista Frank Emilio Flynn.

Tuvo el privilegio de actuar junto a figuras como Josephine Baker, Maynard Ferguson, Frank Sinatra y la agrupación Los Chavales de España. Ofreció presentaciones en Chicago, Texas, Miami, California, ganándose la denominación, por parte de los críticos norteamericanos, de “Manos de oro”.

tata-guinesEn 1960 regresó a Cuba, donde funda Los Tatagüinitos. Ofrece un concierto con la Orquesta Sinfónica Nacional, dirigida por Manuel Duchesne Cuzán, y acompañó al guitarrista y compositor Sergio Vitier en su obra Ad Libitum, que bailaron Alicia Alonso y Antonio Gades.

Junto a otros percusionistas, sentó las bases para fundar la Sociedad de percusionistas de Cuba, PERCUBA, que lo eligió, en 1993, Miembro del Salón de la Fama de la Percusión de Cuba, y  dedicársele el Festival Nacional de dicha asociación.

Por su carrera y méritos, Tata Güines recibió numerosas distinciones, entre las que se encuentran: Miembro de Honor de la Uneac, La Giraldilla, Por la Cultura Cubana, Alejo Carpentier, y los premios Grammy en el 2001 y en el Gran Premio CUBADISCO en el 2002.

Falleció el 3 de febrero de 2008 a la edad de 77 años debido a problemas renales y de presión arterial.Tata Güines fue maestro de maestros de la percusión cubana. Un músico capaz de hacer hablar los cueros del tambor.

 

 

Guardar

Guardar

Guardar


Aleida Cabrera

 
Aleida Cabrera