0
Publicado el 17 Febrero, 2017 por Irene Izquierdo en Cultura
 
 

Entregan los premios Nicolás Guillén y Alejo Carpentier

Son los lauros que cada año entregan el Instituto Cubano del Libro y las fundaciones Nicolás Guillén y Alejo Carpentier a las obras en concurso que más prestigien a los nombres que les distinguen
Entregan premios Nicolás Guillén y Alejo Carpentier.

Roberto Méndez recibe el Premio Alejo Carpentier de Ensayo, de manos Juan Rodríguez Cabrera, presidente del Instituto Cubano del Libro, en ceremonia efectuada en la sala Nicolás Guillén, de la Fortaleza de San Carlos de La Cabaña.

Por IRENE IZQUIERDO

Foto: RAFAEL FERNÁNDEZ ROSELL/ACN

Los premios Nicolás Guillén de Poesía, y Alejo  Carpentier de Ensayo y Novela fueron entregados hoy en ceremonia  efectuada esta tarde en la Fortaleza de San Carlos de La Cabaña, como parte del programa de la Feria Internacional del Libro Cuba 2017, que se desarrolla desde el pasado 9 de febrero y hasta el próximo domingo.

Con su cuaderno País de la siguaraya, el lauro de Poesía fue para la joven Jamila Medina, quien en opinión del jurado, “la forma se erige en complemento del contenido, que mezcla pasado y presente, angustia existencial y aliento cotidiano. Desde una relectura del ser, en armonía con la historia de la literatura, estos textos se deslizan entre lo magno y lo aparentemente insignificante”.

El de Ensayo Alejo Carpentier correspondió al libro Plácido y el laberinto de la Ilustración, de Roberto Méndez, en el cual se reconoce la investigación rigurosa que ha debido preceder a la escritura. “Es un libro bien estructurado, escrito en una prosa aparentemente simple, pero efectiva, que funciona a la perfección, tanto en los pasajes más narrativos –donde se construyen momentos de la vida del poeta-, como en los más analíticos. Es, además, un libro ameno que, desde la inteligencia y la erudición,  se las arregla para no abrumar ni agotar al lector”.

Con su novela Caballo con arzones,   Amel Echevarría ganó, por unanimidad, el premio en este género,  que, en opinión del jurado posee una prosa altamente depurada y poética, con la que el autor conduce por todo un devenir narrativo, fragmentado, que demanda la complicidad del lector y “la comprensión de que asiste a dos planos fundamentales: a imagen de la realidad, y la realidad hecha imagen”.

Vitalina Alfonso, en nombre del jurado  de Novela, anunció que un acuerdo de ese tribunal fue la recomendación a la Editorial Letras Cubanas la posibilidad de valorar la publicación futura de la obra Pellejo, de Julio Jiménez.

El Premio de Cuento quedó desierto.


Irene Izquierdo

 
Irene Izquierdo