0
Publicado el 22 Febrero, 2017 por Sahily Tabares en Cultura
 
 

Fidel es un constructor de la nueva sociedad

Trascendió su dimensión política y cultural, en el coloquio que le rindió homenaje durante la 26 Feria Internacional del Libro

Por SAHILY TABARES

Fotos: LEYVA BENÍTEZ

Un panel integrado por destacados intelectuales se refirió a la formación del pensamiento político de Fidel Castro y a sus acciones en la lucha revolucionaria.

Un panel integrado por destacados intelectuales se refirió a la formación del pensamiento político de Fidel Castro y a sus acciones en la lucha revolucionaria.

El pensamiento, la praxis, el humanismo del líder histórico de la Revolución Cubana, emergió en la sala Nicolás Guillén de la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, donde voces de varias generaciones de intelectuales, historiadores y otros expertos, destacaron “el legado de un ser humano excepcional, para quien la palabra pueblo constituyó una realidad viva”.

Como parte de la edición 26 de la Feria Internacional del Libro de La Habana, el Coloquio Fidel, política y cultura, que contó con la presencia de Abel Prieto Jiménez, y Raúl Vallejo, ministros de Cultura de Cuba y Ecuador, respectivamente, propició acercamientos a la vida y la obra del querido Comandante en Jefe, mediante evocaciones, anécdotas, análisis de sus ideas, acciones y estrategia en la lucha revolucionaria.

Mario Mencía, periodista e historiador, destacó la disposición de Fidel al sacrificio, e incluso, a entregar su vida para encauzar el proceso de liberación; y la relevancia de La Historia me absolverá, alegato de su autodefensa jurídica, en el que están presentes la vigencia del ideario martiano, su proyección anticolonialista y antimperialista, y en el cual proclama a la nación el programa político inicial de nuestra Revolución.

Por su parte, el escritor e historiador cubano Heberto Norman Acosta, autor del libro La palabra empeñada que relata la gesta del desembarco del Granma, se refirió a la férrea voluntad de Fidel para sobrepasar obstáculos; desarrolló una intensa labor periodística, mediante la cual defendió la premisa estratégica de que la única vía en el camino para derrocar a la dictadura batistiana y llevar adelante su proyecto revolucionario era la lucha armada.

En La Sala Nicolás Guillén se vendieron 16 títulos dedicados a Fidel, que forman parte de la colección Aniversario 90.

En La Sala Nicolás Guillén se vendieron 16 títulos dedicados a Fidel, que forman parte de la colección Aniversario 90.

La periodista y escritora Katiuska Blanco, rememoró el antidogmatimo y la creatividad de Fidel, quien decía: “‘En tiempos agrestes como los que corren, lo único que nos salva es la dignidad’. Durante años hilvanó, lúcida y apretadamente, el tejido de la unidad de los cubanos. Lo consiguió a fuerza de ir siempre a la vanguardia, con una honestidad a toda prueba”.

Para el intelectual canadiense Arnold August, “el ejemplo de Fidel tiene mucho que seguir enseñándonos”. Lo considera, “un patrimonio de la humanidad”, que sirve de guía para mantener “una comunicación estrecha y dialéctica con las necesidades de la sociedad. Hizo énfasis en su contribución a una nueva forma de hacer política dentro de la Revolución Cubana, pues “fue un comunicador por excelencia”. Su legado comunicacional es modelo para todos los líderes y revolucionarios en general. Luchó por la defensa de los derechos humanos y el acceso a la salud, la educación, la cultura, el deporte, la defensa de la libertad de expresión, además, de establecer una sociedad donde priman la igualdad racial y de género, precisó.

A propósito del panel Fidel, la solidaridad y el internacionalismo, el doctor René González, presidente del Instituto de Historia de Cuba, destacó entre las facetas más apasionantes del Comandante en Jefe el estímulo a la cultura solidaria del pueblo cubano y cómo él demostró una genialidad extraordinaria como estratega militar.

En tal sentido, el intelectual argentino Atilio Boron puntualizó: “Fidel ve más lejos, vuela más lejos, vio lo que ninguno de nosotros. Está más presente que nunca entre los pueblos, y ejerciendo una fuerza e impacto mayor”.

Esencias multiplicadas

Los Héroes de la República de Cuba, Gerardo Hernández y Fernando González, y el doctor Rolando Rodríguez, destacaron el humanismo y los aportes a la cultura del líder histórico.

Los Héroes de la República de Cuba, Gerardo Hernández y Fernando González, y el doctor Rolando Rodríguez, destacaron el humanismo y los aportes a la cultura del líder histórico.

La idea de que Fidel es un constructor de la nueva sociedad prevaleció en el emotivo encuentro, que en la segunda jornada contó con la activa participación de los Héroes de la República de Cuba, Gerardo Hernández y Fernando González.

El doctor Rolando Rodríguez, premio nacional de Ciencias Sociales 2008, destacó que la Revolución multiplicó con creces la cultura cubana.

Según precisó, “si hoy no tenemos analfabetos, si convertimos los cuarteles en escuelas y fundamos más universidades; si tenemos ciencia, Ministerio de Cultura, editoriales, se lo debemos a Fidel. Gracias a él dejamos de ser un país sometido que solo miraba al norte, y nos convertimos en una nación libre, soberana, independiente e hicimos instituciones culturales y científicas, porque para él la cultura no era solo arte y literatura, su concepto de cultura es ecuménico”.

Los Héroes de la República de Cuba contaron anécdotas sobre el humanismo de Fidel, “quien aseguró que volveríamos cuando nadie apostaba por nuestro regreso”, recordó Gerardo.

Sin la visión del Comandante en Jefe sobre cómo encaminar la lucha por la libertad de los Cinco, no hubiese sido posible el regreso a la Patria, dijo Fernando, quien es vicepresidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos.

La joven Jennifer Bello, presidenta de la Federación Estudiantil Universitaria, destacó que su generación se ha alimentado de las ideas del Comandante en Jefe y tiene la misión de hacer perdurar la genialidad de su pensamiento y humanismo. Llamó a incorporar su manera de llegar al pueblo, de hablarle, de construir un país con todo el pueblo”.

 

 Lecturas desde las artes visuales

La muestra atrajo a públicos de distintas edades y formaciones académicas. En la foto la instalación Republica que Diana Balboa concibiera a principios de 2017, expresa la esencia del proyecto. (Foto: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA)

La muestra atrajo a públicos de distintas edades y formaciones académicas. En la foto la instalación Republica que Diana Balboa concibiera a principios de 2017, expresa la esencia del proyecto. (Foto: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA)

Unos 14 creadores cubanos de varias generaciones mostraron su percepción del líder histórico de la Revolución Cubana en la exposición de artes plásticas y gráficas Fidel, escudo y bandera, inaugurada por el miembro del Buró Político del Partido, general de cuerpo de ejército Alvaro López Miera, viceministro primero del Minfar, que se exhibió en la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, en el contexto de la Feria del Libro, justo en el local donde permaneció el proyecto cultural Nuestra historia y Fidel, que con un sustento interdisciplinario propuso un programa extenso y sugerente acerca de la figura del Comandante, dirigido a promover la identidad y la cultura cubanas por medio de distintas acciones. Fidel en rojo, de Nelson Domínguez; Los tres héroes, de Juan Moreira; Mi escudo, Sándor González; Republica, Diana Balboa; Fidel, Kamyl Bullaudy, entre otras piezas, fueron algunas de la obras de la muestra la cual incluyó, además, un conjunto de libros que formaron parte de la colección personal de Fidel, con acotaciones realizadas de su puño y letra; así como una veintena de textos de su autoría y de otros escritores. 

 


Sahily Tabares

 
Sahily Tabares