0
Publicado el 16 Febrero, 2017 por Raul Medina Orama en Cultura
 
 

Otorgan premios Calendario 2017

La Asociación Hermanos Saíz reconoce y publica a jóvenes escritores  

Por Raúl Medina Orama

Fotos: Yadniel Padrón

Yonnier Torres (izquierda) recibió de Rubiel García –presidente de la AHS- el premio en poesía.

Yonnier Torres (izquierda) recibió de Rubiel García –presidente de la AHS- el premio en poesía.

Cinco jóvenes escritores recibieron el Premio Calendario 2017, otorgado por la Asociación Hermanos Saíz (AHS) este miércoles 15 de febrero, en la Sala Nicolás Guillén de la Fortaleza San Carlos de La Cabaña. La ceremonia –incluida entre las principales actividades de la 26 Feria Internacional del Libro- antecedió a la presentación de los textos ganadores del año anterior, publicados ahora por la Casa Editora Abril.

José M. Sánchez (Yoss) –integrante del jurado de ciencia ficción junto a María Elena Llana y Michel Encinosa Fú- señaló que la participación fue menor que en ediciones precedentes, pero les sorprendió la alta calidad de los textos. Premiaron Las peregrinaciones de los dioses, escrito por Malena Salazar, pues encontraron una “bien trazada trama de historias entrecruzadas que dan una sólida impresión de universo post-apocalíptico cuidadosamente pensado, y el imaginativo uso de los puntos de vista, así como su erudita referencia a la clásica mitología egipcia”.

Paisajes de vida interior. Espacializaciones en la poesía de Juana Borrero, fue el mejor ensayo según el criterio de María Antonia Borroto, Cira Romero y Yansert Fraga. En él, Natalie Roque Vega realiza “un estudio abarcador” de la expresión lírica de la reconocida escritora cubana de finales del siglo XIX.

El Premio Calendario es uno de los que más expectativas provoca en públicos y jóvenes creadores.

El Premio Calendario es uno de los que más expectativas provoca en públicos y jóvenes creadores.

Entre los creadores de literatura para niños y jóvenes se galardonó a Maikel J. Rodríguez por su cuaderno de cuentos La isla iluminada, pues el jurado – Olga Marta Pérez, Magaly Sánchez y Geovannys Manso- apreció un “riguroso trazado narrativo, formado por nueve historias donde realidad y fantasía se entremezclan con dinamismo, ingenio y humor, matizadas por conflictos siempre verosímiles, humanos y raigales”.

No menos tentador se anunció el premio de narrativa. Según Eduardo Heras León -presidente de un jurado también compuesto por Emmanuel Tornés y Lorenzo Lunar- la colección de cuentos Paraísos perdidos es “un curioso cuaderno neocriollista, (…) orgánico, con muy buen manejo del lenguaje y los conflictos y una acertada disposición de los relatos”. En el texto de Martha Acosta –dijeron los escritores y jueces- encontraremos “personajes vitales, muy particulares y excelentemente construidos”, quienes habitan “una bella arboleda de cuentos cubiches que desplaza los marabuzales de nuestra sabana literaria”.

El tribunal de Poesía -Ián Rodríguez, Israel Domínguez y Edel Morales- decidió a favor de Yonnier Torres por escribir sobre “la historia, la inocencia, el pueblo, la familia, la alegría, los desafíos, las frustraciones y los entornos de nuestras vidas cotidianas, y lo consigue con belleza, con intensidad, con circularidad, con dignidad estética y humana”. Todo eso vieron en Dios no me tiene en cuenta, el cuaderno ganador en el apartado más concurrido del Calendario 2017.

Además, se otorgaron menciones a Raúl Piad (ciencia ficción), Evelin Queipo (literatura para niños y jóvenes), Roberto Viña (narrativa), y en poesía a Juan E. Sosa, Daniel Duarte e Ismaray Pozo. Como sucedió en el concurso anterior, ninguna de las obras de teatro presentadas mereció el favor del jurado.

El mejor ensayo fue el de Natalie Roque Vega, sobre la poetisa adolescente Juana Borrero

El mejor ensayo fue el de Natalie Roque Vega, sobre la poetisa adolescente Juana Borrero

Los Premios Calendario convocan a jóvenes autores cubanos, menores de 35 años, y seducen con la publicación de las obras ganadoras. También se presentaron ayer en la tarde los libros premiados en la edición del 2016: Chunga Maya (Alejandro M. Rojas, ciencia ficción), Rehabilitación de la memoria histórica: Lunes de Revolución en el campo intelectual cubano (Grethel Domenech, ensayo), No hay tiempo para festejos (Diana Castaños, literatura para niños y jóvenes), Rapsodia Bohemia (Yeney de Armas, narrativa) y Plantas invasoras, poemario de Antonio Herrada.

Estuvieron en el festejo de los jóvenes creadores Fernando Rojas, viceministro de Cultura; Susely Morfa, primera secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas; Rubiel García, presidente de la AHS y Juan Rodríguez, presidente del Instituto Cubano del Libro, entre otros.


Raul Medina Orama

 
Raul Medina Orama