0
Publicado el 1 Marzo, 2017 por Prensa Latina en Cultura
 
 

Carnaval de Luanda: luz, color, música y danza

Luanda revive desfile de luz, color, música y danza del carnaval

Por Roberto Hernández

Mientras casi todos esperan hoy por el ganador del Carnaval de Luanda 2017, todavía la ciudad revive las más de seis horas de luz, color, música y danza del desfile por la Nova Marginal.

Fueron 14 grupos en competencia y tres en exhibición los que recorrieron los más de mil metros dispuestos con tribunas en la avenida Antonio Agostinho Neto (Nova Marginal), y que presenció el presidente José Eduardo dos Santos.

De un lado para otro, 21 jurados encabezados por el músico Carlos Lamartine verificaban las ejecuciones en cuanto a danza, canción, tribunal, panel, alegoría, comando y soporte. Luego sus fallos inapelables los depositaron en una urna sellada para su conteo este miércoles.

El colorido, la belleza, la música, el ritmo, la disciplina de los participantes y el tiempo empleado (alrededor de 25 minutos cada uno) se incluían en la evaluación.

Todos representaron de alguna manera a médicos y enfermeros, y a las zungueiras (vendedoras ambulantes con sus productos en una cesta encima de la cabeza), homenajeadas en la noche de fiesta pero en numerosas ocasiones perseguidas por la policía en las calles de la urbe.

Hubo organizaciones por primera vez en el desfile, como la que lo encabezó: la Unión Recreativo Kilamba, del municipio periférico de Rangel, y otras muy conocidas que siempre disputan los primeros lugares como la defensora del título Unión Njinga Mbandi, del municipio de Viana, y las muy aplaudidas Unión 54 y Unión 10 de Diciembre.

Detrás de cada comparsa decenas de simpatizantes arrollando con tanta o más alegría que los ejecutantes.

La mayoría optó por la semba, una música angoleña que significa en kimbundo danza del ombligo, porque hombre y mujer inician sus movimientos hasta quedar juntos. Esta dio origen al kizombo y kuduro, muy populares ahora en el mundo.

Otros grupos basaron sus ejecuciones en el kabetula, un baile de carnaval de la región de Bengo. En este el bailador se apoya en sus talones, en bastones o paraguas para realizar sus piruetas.

Afortunadamente las brisas de la costa paliaron los 31 grados centígrados de temperatura en la pista.

Los competidores emplearon varios temas como las elecciones generales de este año, la diversificación de la economía. La Unión Kiela homenajeó a la mujer angoleña y hasta pegó por un rato su estribillo: ‘La felicidad de la mujer angoleña, trabajaré, trabajaré…’

Hubo hasta un ministro arrollando por la Nova Marginal, el de Juventud y Deportes Albino da Concezao, quien lo hizo con la Unión Mundo de la Isla.

Fue en definitiva una fiesta de pueblo, aunque por supuesto hubo organizaciones que tuvieron mayores recursos y otras que mostraron los rigores de la crisis económica que vive el país desde 2014.

A pesar de las seis horas transcurridas, del sudor y del cansancio, los pies y el cuerpo se contagiaban de tanta alegría y nadie se fue hasta el final.


Prensa Latina

 
Prensa Latina