0
Publicado el 13 Marzo, 2017 por Raul Medina Orama en Cultura
 
 

SANTIAGO DE CUBA

Concluyó el festival internacional de documentales (+ video)

La parte por el todo por el todo, de los directores argentinos Roberto Persano, Santiago Nacif y Juan Martínez Cantó, obtuvo el Gran Premio. Precisamente, ese país sudamericano aparece entre los más premiados
Compartir
Fidel y Santiago Álvarez.

Santiago Álvarez enfocó a Fidel en muchos de sus documentales y fue uno de los principales cronistas del periodo revolucionario (Foto: Cortesía del Icaic).

Texto y Foto: RAÚL MEDINA ORAMA

El XV Festival Internacional Documentales Santiago Álvarez in memoriam concluyó en Santiago de Cuba, con la premiación de las mejores obras según el criterio del jurado, seleccionadas entre 39 audiovisuales enviados al certamen. La parte por el todo por el todo, de los directores argentinos Roberto Persano, Santiago Nacif y Juan Martínez Cantó, obtuvo el Gran Premio.

Según el tribunal del concurso oficial, integrado por Margarita Ledo (España), Saudhi Batalla (México) y Miriam Talavera (Cuba), el filme sobre la apropiación de menores nacidos en cárceles clandestinas mereció el galardón “por la maestría, tanto en el uso del lenguaje fílmico como la sobriedad de recursos, con que trata uno de los aspectos más crueles de la dictadura argentina”. También ganó en las especialidades Guión y Dirección.

El primer lugar lo ocupó Llévate mis amores, del director Arturo González Villaseñor, de México. El audiovisual narra sobre Las Patronas, un grupo de mujeres que desde 1995, todos los días, prepara comida y la lanza caliente a los migrantes que viajan sobre el tren de carga conocido como La Bestia, rumbo a Estados Unidos. El segundo lugar correspondió al chileno Pedro Chakel con el documental De vida y de muerte -sobre la operación Cóndor- y el tercero para Familia, del cubano Jaime Santos Menéndez, así como el Premio Ópera Prima para George Walker con la película Sin vuelta, de Venezuela.

El Premio Especial fue para La agenda Setting, con dirección, guion y edición de Helena Bengoelxea Gelentzu (España), documental que aporta elementos a la denuncia sobre la complicidad del “Occidente” en el genocidio que Israel practica en Palestina, al tiempo que refiere cómo el periodismo internacional oculta la realidad. Por su parte, el jurado de proyectos galardonó a Mayra Álvarez, de Cuba, por El verso como monte claro: Tomasita Quiala.

El cubano Jaime Santos recibió el Tercer Premio y varios reconocimientos colaterales.

El cubano Jaime Santos recibió el Tercer Premio y varios reconocimientos colaterales.

Desde el 6 de marzo, Santiago de Cuba acogió el evento, único en el país dedicado exclusivamente a este género cinematográfico. Además de las proyecciones en varios cines de la ciudad y el barrio Chicharrones, se impartieron conferencias, charlas y sucedieron presentaciones de proyectos. Perú fue el país invitado y se recibieron obras para concursar de Argentina, Venezuela, Uruguay, Paraguay, México, Serbia, Francia, Alemania, España, Italia, Estados Unidos, Colombia, Austria y Canadá.

Esta edición fue un encuentro de homenajes. Además del tributo constante a Santiago Álvarez (1919-1998), se honró al líder de la Revolución de1959, Fidel Castro, decidido impulsor del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (Icaic) en sus años fundacionales. También se reconoció a Miriam Talavera, Iván Nápoles, Daniel Diez y Gerónimo Labrada, cercanos colaboradores del documentalista, así como a la Casa del Caribe por sus 35 años de impronta cultural.

En la gala de premiaciones Lázara Herrera, presidenta del Festival Internacional de Documentales y directora de la Oficina “Santiago Álvarez”, declaró que el comité organizador trabaja para lograr que el evento vuelva a celebrarse todos los años, y no cada dos como ha sucedido. La próxima cita, adelantó, se dedicará a las cinematografías africanas.

Santiago Álvarez (1919-1998) fue uno de los fundadores en 1948 de la Sociedad Cultural Nuestro Tiempo, que agrupaba a jóvenes e intelectuales de izquierda. En marzo de 1959 participó en la creación del Icaic, y poco después del Noticiero Icaic Latinoamericano, del cual fue su Director General desde 1960 hasta fines de 1989. En 1990 se le otorgó el Premio Nacional de Periodismo José Martí.

Compartir

Raul Medina Orama

 
Raul Medina Orama