0
Publicado el 10 Marzo, 2017 por Redacción Digital en Cultura
 
 

Tambor y más en noche excepcional(+Galería)

Hasta el domingo 12 de marzo la Fiesta del Tambor reúne a más de mil 500 bailarines y músicos cubanos y de otras latitudes en distintas sedes y centros culturales de la capital cubana

Texto: PL

Fotos: Jorge Luis Sánchez Rivera

En una sucesión de magistrales interpretaciones percusionistas cubanos y foráneos alternaron la noche de este jueves sobre el escenario del capitalino Teatro Mella en la tercera jornada del Festival Internacional Fiesta del Tambor Guillermo Barreto in Memoriam.

Considerado el mejor batería del joven jazz cubano, Ruly Herrera, fue el encargado de abrir la noche de la décimosexta edición del evento, seguido de un formidable Trío Uruguayo de Tambores de Candombe.

La ormación de la nación austral deleitó a una sala casi llena, enfocada en la energía de la ejecución que logró sacar los matices de una manifestación centenaria y que comparte similares orígenes con la tradición antillana.

También por la parte cubana se presentaron el saxofonista Michel Herrera y el trompetista Javier Moreno, quienes tuvieron la oportunidad de disertar igualmente en áreas del jazz.

En un escenario colmado de baterías y tumbadoras, la percusionista y vocalista antillana Brenda Navarrete se hizo cargo de los tambores batá, al tiempo que se hacía acompañar desde las congas por Kono, Eliel Lazo y José Luis Quintana ´Changuito’, invitado especial para la velada.

Aldo Mazza, de Canadá, emergió luego para dominar el conjunto de casi una decena de instrumentos, secundado por los noruegos Per y Hans Mathisen.

El presidente del comité organizador del festival y también percusionista Giraldo Piloto cerró la noche junto a los estadounidenses Mark Guiliana y Will Calhoun, dos de los más reconocidos bateristas de una nueva generación de jazz.

Hasta el domingo 12 de marzo la Fiesta del Tambor reúne a más de mil 500 bailarines y músicos cubanos y de otras latitudes en distintas sedes y centros culturales de la capital cubana.

Organizado con la anuencia del Centro Nacional de Música Popular, el programa se extiende además en clases magistrales y competencias de percusión, rumba y casino. (PL)


Redacción Digital

 
Redacción Digital