0
Publicado el 4 Abril, 2017 por ACN en Cultura
 
 

Caibarién, la otra Villa Blanca vecina del mar

Caibarién

cmhw.cu

Luz María Martínez Zelada

Caibarién, Villa Clara,  abr (ACN) El sobrenombre de Villa Blanca, que recibe esta localidad costera, resulta bien antiguo y existen varias explicaciones que pudieran revelar su origen, mientras está registrado fuertemente en la tradición y sentimiento de los lugareños.

  Fundada en 1832, Caibarién está ubicada en la costa norte de Villa Clara, limita con tres municipios y el océano Atlántico, cuenta con unos 40 mil habitantes y una arraigada historia vinculada al mar.

  El apelativo de Villa Blanca parece derivarse del relleno de las calles, a partir de un polvo de piedra caliza extremadamente níveo, que se destacaba bajo los fuertes rayos del sol, en los primeros momentos de existencia de la ciudad.

  Otros relacionan  la denominación a las piedras lajas, de pigmentación clara, empleadas en los portales de las viviendas, espacios importantes para el tráfico peatonal y la protección de las radiaciones del astro rey,  resguardados por techos de madera y tejas.

vanguardia.cu

    También se piensa que el sobrenombre está vinculado al trazado recto de sus calles, las cuales, en su totalidad desembocan al mar, a diferencia de la mayoría de las urbanidades, que en sus orígenes tenían un delineado circular con una plaza en el centro.

   Caibarién comparte el apelativo de Villa Blanca con la bella localidad de Gibara, provincia de Holguín en el norte del oriente cubano, tal vez por el nexo existente en la proximidad del mar.

   Muchos centros, principalmente de la gastronomía e inclusive la emisora de radio local, llevan el sobrenombre como muestra de la raigambre que tiene entre los lugareños.     


ACN

 
ACN