0
Publicado el 28 Abril, 2017 por Raul Medina Orama en Cultura
 
 

Para reflexionar sobre cine cubano

Para reflexionar sobre cine cubano.

Juan Carlos Calahorra considera que la Muestra ha permitido el desarrollo de jóvenes miradas autorales en el cine cubano.

Texto y foto: RAÚL MEDINA ORAMA

Juan Carlos Calahorra es un novel director que conquistó numerosos premios con su obra El evangelio según Ramiro (2012), entre ellos el Coral a mejor documental en el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano. Desde hace varios años integra la junta directiva y el comité que selecciona obras para concursar o exhibirlas en la Muestra Joven del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (Icaic).

La 16ª edición convocó en los cines Charles Chaplin y 23 y 12 a realizadores, críticos y públicos para dar un vistazo a lo recientemente aparecido en el paisaje audiovisual de la Isla. BOHEMIA dialogó sobre el importante proyecto cultural con quien también dirige el Bisiesto, publicación de crítica e información que acompaña a los espectadores durante las jornadas de la cita. Calahorra considera que el propósito del evento ha sido visibilizar una zona menos beneficiada por las políticas de exhibición en los medios de comunicación. Además, unir a creadores dispersos y convertirse en lugar para reflexionar sobre el cine cubano actual.

“También es un proyecto pedagógico. Además de los seis días al año en que presentamos películas en los cines, hemos ofrecido alternativas para la formación mediante talleres. Los promovemos para suplir las carencias detectadas por el comité de selección”.

¿Puede la Muestra ofrecernos una idea general sobre la producción audiovisual en Cuba?, indagamos. “Desde el punto de vista temático notamos diversidad de propuestas. Cuando hoy vemos la dramaturgia, el diseño de personajes, la adscripción a códigos del cine de género que estaban ausentes aquí, observamos que se consolidan las estéticas y poéticas personales de muchos jóvenes formados en este evento.

“Históricamente el documental tuvo mucha fuerza en la producción joven, pero se percibe año tras año que decrece la cantidad de propuestas, si bien la calidad se consolida. Desde discursos muy diferentes, hay realizadores a la vanguardia de lo que se hace en este país, entre ellos Marcel Beltrán, Alejandro Alonso, Damián Saínz y Ariagna Fajardo”, continuó.

A contrapelo, la producción de ficción ha aumentado, pues en 2017 seleccionaron 25 obras de este género que mostraron un amplio abanico de temas y formas expresivas, frente a 10 documentales y solo cinco animaciones, ámbito que evidencia “una crisis más compleja y profunda”, al decir del entrevistado. Advierte que se mantiene la reflexión cuestionadora sobre la historia individual y colectiva desde sus costados más incómodos. Otros deconstruyen con su discurso criterios heteronormativos y patriarcales de concebir la sociedad.

Sin embargo, el proyecto no se expande como quisieran sus organizadores: “Falta presencia de las obras de realizadores jóvenes en otras partes del país, lo que seleccionamos o se premia aquí no llega a otras provincias. Además, en la televisión no siempre dan cabida a discursos o formas estéticas diferentes a las tradicionalmente establecidas”.

En medio de este panorama los organizadores defienden la Muestra Joven Icaic como un sitio para disentir, crear y fortalecer un sentido de comunidad artística, aunque no ha de ser el único. “Obviamente, estamos bajo la tutela de la institución que nos auspicia, es posible la confrontación de criterios y conceptos, pero este es un espacio de libertad”.

 

Para reflexionar sobre cine cubano.Principales premios

Ficción: Un instante (Dir. Marta M. Borrás). Actuación femenina: Yailene Sierra, por Un instante. Actuación masculina: Carlos Vigón, por El pescador. Documental: compartido para Casa de la noche (Dir. Marcel Beltrán) y Días de diciembre (Dir. Carla Valdés). Premio especial del jurado: El pescador (Dir. Ana A. Alpízar). Mejor cartel: Liz Capote, por El pescador. Dirección: Marta M. Borrás, por Un instante. Producción: Reinel García, por El pescador. Guion: Marta M. Borrás y Agnieska Hernández, por Un instante. Fotografía: Pablo Ascanio y Javier Pérez, por El pescador. Edición: Frank L. Velázquez, por Días de diciembre. Diseño de banda sonora: Raymel Casamayor, por Fenómenos naturales y Un instante. Dirección de arte: Rubén Cruces, por Fenómenos naturales y Un instante. Animación: Declarado desierto.

 


Raul Medina Orama

 
Raul Medina Orama