0
Publicado el 17 Mayo, 2017 por Raul Medina Orama en Cultura
 
 

CINE: Antes de que enfríe el recuerdo

Lo mejor del siglo según los críticos, en la Cinemateca de Cuba. Cada mes la Cinemateca proyecta una decena de los 102 títulos santificados
Antes de que enfríe el recuerdo.

Naomi Watts y Laura Elena Harring brillaron en Mulholland Drive, una “historia de amor en la ciudad de los sueños”, según su director. (Foto: ALAMY).

Por RAÚL MEDINA ORAMA

Apenas se tiene en pie la centuria que transcurrimos, pero ya hay quien vaticina las películas de ficción que de ella recordarán nuestros tataranietos. En 2016 la riesgosa operación fue propuesta a 177 críticos de 36 países, por los editores de la sección Cultura de la British Broadcasting Corporation (BBC). Los especialistas armaron sus decálogos personales, en la redacción del medio público británico hicieron un ranking con las obras más recurrentes, y luego aquellos que gustan de evaluar su cinefilia pudieron comprobar cuán lejos o cerca estaban del paraíso audiovisual sugerido.

Para nuestra suerte, la Cinemateca de Cuba organizó el ciclo Encuesta de la BBC: Lo mejor del siglo XXI, y cada mes proyecta una decena de los 102 títulos santificados. La surrealista Mulholland Drive (David Lynch, 2001) abrió la selección. En el largometraje, luego de un alucinante punto de giro en el relato sobre una joven amnésica y su relación con una aspirante a actriz, se deconstruye la narración y todo lo que creíamos del argumento es quebrado hasta hacernos dudar del sentido de “lo real”.

El pelotón de los primeros 10 se completa con los filmes Deseando amar (Wong Kar-wai, 2000), Pozos de ambición (Paul Thomas Anderson, 2007), El viaje de Chihiro (Hayao Miyazaki, 2001), Boyhood (Richard Linklater, 2014), Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (Michel Gondry, 2004), El árbol de la vida (Terrence Malick, 2011), Yi Yi (Edward Yang, 2000), Una separación (Asghar Farhadi, 2011) y No es país para viejos (Joel y Ethan Coen, 2007), esta última la única del listado reconocida con el Oscar a Mejor Película.

Destacan, con tres cintas entre las preferidas por los especialistas, los directores Apichatpong Weerasethakul (Tailandia), Christopher Nolan (Reino Unido), Michael Haneke (Alemania), así como los estadounidenses Paul Thomas Anderson, Wes Anderson y los hermanos Joel y Ethan Coen. ¿Otras curiosidades que descubrimos al repasar los títulos seleccionados? El año donde se produjeron más películas de las gustadas por los críticos fue 2012; solo cinco animados –obras a veces tenidas por “menores”– conquistaron el parnaso fílmico: además de la de Miyazaki (lugar cuatro), están Wall-E (Andrew Stanton, 2008), Del revés (Pete Docter y Ronny del Carmen, 2015), Ratatuille (Brad Bird, 2007) y Buscando a Nemo (Andrew Stanton, 2003).

También, pese a la reciente eclosión de las franquicias de superhéroes, solo el largometraje Batman, el caballero oscuro (Christopher Nolan, 2008) fue encumbrado. Es admirable el ritmo y la imaginación para hilvanar peripecias en esta cinta extensa, que entretiene a la vez que expone conflictos en torno a la naturaleza del mal y la justicia.

La selección que se puede disfrutar en el cine 23 y 12, de La Habana, es variadísima en cuanto a temas y estéticas, una muestra bastante completa del panorama audiovisual contemporáneo de ficción, pues no incluye documentales. Hay representaciones de África, del Asia vanguardista y de América Latina, tanto aquellos considerados “de culto” aunque hayan sido fracasos comerciales, como los holgados en la taquilla.

Por supuesto, se reflejan las asimetrías de producción y distribución que existen en la cinematografía mundial, y como en todo canon se dejaron fuera a importantes directores, e incluyeron películas que estamos seguros –ni que fuéramos augures– quedarán en la cuneta cuando se enfríe el recuerdo de sus estrenos.

De las que aún no han sido proyectadas al cierre de esta edición (más de la mitad) recomendamos Primavera, verano, otoño, invierno… y primavera (Kim Ki-duk, 2003), Fish Tank (Andrea Arnold, 2009), La gran belleza (Paolo Sorrentino, 2013), Armonías de Werckmeister (Béla Tarr, 2000), Réquiem por un sueño (Darren Aronofsky, 2000), El pianista (Roman Polanski, 2002), La mujer sin cabeza (Lucrecia Martel, 2008), Solo los amantes sobreviven (Jim Jarmusch, 2013), Dogville (2003) y Melancolía (2011), ambas de Lars von Trier. Pero no falte a ninguna tanda, para que no culpe a la BOHEMIA de su buena o mala experiencia audiovisual. Véalas todas, estudie, haga su propia tabla de jerarquías, y esperemos juntos a ver cuáles sobreviven.


Raul Medina Orama

 
Raul Medina Orama