0
Publicado el 26 Junio, 2017 por Giovanni Martinez en Cultura
 
 

Cuando el buen rock se desecha

Tendencia finalizó en La Habana una gira por casi toda Cuba, previa a la salida a la luz de su nuevo álbum Cargando cruces
Cuando el buen rock se desecha.

Más de 20 años en la escena cubana.

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

Nuestra Isla es conocida internacionalmente por sus playas, ron, mulatas, tabaco. En la misma tierra donde se da este último con facilidad –el mejor del mundo además– creció también una de las mejores bandas de rock de nuestro país, desde su surgimiento en 1994.

Tendencia en este 2017 ha regalado a los escuchas una nueva propuesta discográfica, Cargando cruces, que para suerte de los fans, se vio precedida de una gira nacional que se inició en Bayamo el pasado 3 de junio, y siguió por Holguín, Camagüey, Ciego de Ávila, Santa Clara, Cienfuegos, Matanzas, Mayabeque, Artemisa, Pinar del Río y finalmente, concluyó el día 25 en la Fábrica de Arte Cubano (FAC) de la capital.

Sobre el caso específico de La Habana, José Ernesto Mederos Valdés Kiko, director, guitarrista y tecladista, se refirió al estado crítico en que se encuentran los espacios para presentaciones: “el Maxim Rock le hace falta al rock cubano” […] “es la sede del rock en la Isla, se creó para eso”. “La Asociación Hermanos Saiz organiza conciertos en provincias, pero La Habana tiene tremenda situación en estos momentos, para nosotros es una suerte estar concluyendo la gira en la FAC”, dijo.

Lo cierto es que no todo el público tiene 2 CUC para entrar en dicho lugar, y algunos de los presentes en la nave 4 ni tenían interés en permanecer allí, algo común en este sitio, pues si algo de lo que ves no te gusta puedes caminar y entretenerte de otra manera, hay mucho que hacer dentro de la FAC, preferida por muchos, incluidos miles de foráneos.

Cuando el buen rock se desecha.

Kiko se refirió al mal momento en que se encuentran los espacios para presentaciones en La Habana.

Definitivamente se trata de una buena opción, pero no debe ser la solución, tratándose de un género que tiene muchísimos seguidores, sobre todo en La Habana.

No obstante, esta última presentación, así como toda la gira, sirvió para promover el reciente trabajo de la banda pinareña. Algunos de los temas nuevos con letras refrescantes como El chivatón de mi barrio y Solo bebemos los días que hay noticiero, y otros mucho más profundos como Donde la muerte se hace respetar, se mezclaron cual fusión, como era de esperar, con clásicos de discos anteriores como Aché pa´ té, Al machete o La tumba que tumba.

Tendencia ha defendido durante más de 20 años su esencia creando etno metal o metal mestizo, como ellos mismos le llaman, gracias a la ensalada de sonoridades africanas y caribeñas, que hacen aún más intensas las marchas de guitarra, marcando una diferencia con respecto a las demás bandas del país, y sin dudas de buena parte del mundo.

Este no es de seguro el mejor momento para el metal cubano, y justamente por eso da pena ver una sala a medio llenar y con una parte importante del público solo curioseando, cuando se trata de buen rock, y lo más importante, rock hecho en Cuba.


Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez