0
Publicado el 24 Junio, 2017 por ACN en Cultura
 
 

Exponen encantos de la cocina baracoense en evento culinario de Cuba

Exponen encantos de la cocina baracoense en evento culinario de Cuba.

El cucurucho de coco, ícono de Baracoa, se distingue por su exquisitez superior, si se hace con miel de abejas. (Foto: restaurantlacasa.files.wordpress.com) .

Por YAIMARA VILLAVERDE MARCÉ

Una veintena de platos tradicionales baracoenses y una magistral ponencia de Alejandro Hartmann, historiador de la Ciudad Primada de Cuba, son carta de presentación de la delegación guantanamera en el Evento Nacional Sabor a las Villas, para rescate de la cocina típica cubana.

El evento, que precisamente tuvo su capítulo inaugural en Baracoa, en 2016, celebra por estos días en la vecina provincia de Santiago de Cuba su segunda edición, la cual concluirá este sábado luego de tres fructíferas jornadas de exposiciones e intercambios entre reconocidos chef y otros expertos del ámbito gastronómico de las siete primeras urbes fundadas en la Isla.

La representación de Guantánamo suscita especial atención por el atractivo y vigencia de la comida autóctona de su municipio nororiental, incluidas las gustadas preparaciones con cacao, fruto abundante en estas tierras al que Alejandro Hartmann define como “esencia, identidad, espíritu del lugareño, degustado desde tiempos inmemoriales”.

Folclor, naturaleza, idiosincrasia y sincretismo cuecen las tradiciones culinarias de Baracoa, donde el monte entrega cacao, coco, miel, cogollo de palma real, guineo (plátano), naranja… y la mar ofrece peces, mariscos que en manos expertas se transforman en delicias, argumenta el historiador de la Villa Primogénita de Cuba, considerado viviente enciclopedia local.

En la ponencia reservada para el evento, el investigador hurga en el origen y evolución de exquisitos platos elaborados con productos de la pródiga región fundada por Diego Velázquez el 15 de agosto de 1511, y reflexiona sobre los muchos que se preservan en el diario popular y otros que deben rescatarse.

De las más de 200 recetas de comidas, dulces y bebidas típicas de esta zona, la delegación invitada al segundo encuentro Sabor a las Villas exhibe algunas con nombres muy originales de esencia aborigen, como el bacán, el calalú y el cucurucho, este último ícono local de superior exquisitez si se hace con miel de abejas.

El evento, que prevé mantenerse con frecuencia anual y rotarse por las otras urbes fundacionales de la Isla, lo auspicia la Federación de Asociaciones Culinarias de Cuba, estimula la capacitación y apuesta por promover la cocina nacional, elemento patrimonial de la cultura y símbolo de identidad.

Elaboración de platos, montaje y degustación aparecen en el programa de la cita, además de espacios teóricos, entre ellos actualizaciones sobre nuevas tendencias gastronómicas, y acerca de la historia de la comida cubana, incluyendo las de otras culturas que se han insertado en la práctica culinaria de nuestro país.

Hasta hoy estará sesionando el evento en el Complejo Cultural del Teatro Heredia y con actividades además en la Sala Prat Puig de la Oficina del Conservador de Santiago de Cuba. (ACN).


ACN

 
ACN