0
Publicado el 18 Julio, 2017 por Redacción Digital en Cultura
 
 

Félix se robó el show (+ video)

Su actuación en la recién concluida telenovela Rastros de mentiras, se fue por encima de muchos consagrados actores. No se pierda el video con sus singulares frases recurrentes

Antes de que se enfríe el tema porque la nueva novela acapare la atención y los comentarios, vale la pena dedicarle uno al villano devenido en bueno, y quien para no pocos se echó en el bolsillo el verdadero protagonismo del recién concluido culebrón brasileño, Rastros de Mentiras.

A medida que transcurría la trama de rastros de mentiras, y cuando habíamos identificado la línea de cada personaje, un personaje, Félix, se fue acaparando de la atención de los televidentes y robándose el show, a pesar de lo negativo de sus acciones en cada parlamento.

Mateus Solano Schenker Carneiro da Cunha,” el despreciable”  nació en Brasilia, el 20 de marzo de 1981. Se formó en artes escénicas en la Universidad Federal del Estado de Río de Janeiro. Actuó en los principales escenarios de teatro de Río y de São Paulo. Con la intención de perfeccionar su carrera decidió mudarse primero a Washington y luego a Lisboa hasta que decidió regresar a Río, en cuya Universidad Federal se formó en la especialidad de artes escénicas. Allí actuó en los principales escenarios de teatro, como también hizo en São Paulo, por un tiempo, como parte de la compañía francesa Théâtre du Soleil.

En la televisión, participó en sus inicios en varias series y en 2009 fue convocado para Vivir la vida, donde interpretó simultáneamente a los gemelos Miguel y Jorge, dos de los protagonistas principales, junto a actores como José Mayer y Giovanna Antonelli. Su ascendente carrera le ha permitido incursionar  en numerosas series y películas.

Renata Sorrah interpretando a Nazaré Tedesco’.

Uno de sus papeles más importantes fue la interpretación del villano en Rastros de mentiras o Amor à Vida, título en portugués. Mateus Solano en entrevista concedida a  ecuavisa.com cuenta el gran desafío que significó para él dar vida a este personaje. “Cuando me invitaron y me mostraron el papel yo dije, ¡qué maravilla!, porque en el fondo es algo que todo actor quiere…,En primer lugar porque nadie nace malo, fueron las circunstancias que lo rodearon lo que hicieron que Félix fuera así, y al mismo tiempo un gran desafío porque aparte de ser un villano es un villano gay, algo que nunca antes se había visto por lo menos no en televisión brasileña,” concluyó.

Entre otra de las peculiaridades de Rastro de mentiras es que junto con Thiago Fragoso protagonizó el primer beso entre una pareja homosexual en la televisión brasileña, algo que causó mucha conmoción entre los televidentes,que conllevó a clasificar la telenovela apta para mayores de 18 años.

Félix – Mateus afirma que fue maravillosamente complicado y una de sus grandes inspiraciones fue la recordada Nazaret Tedesco (Renata Sorrah) aquella villana sin escrúpulos de ‘Señora del Destino’, quien obtenía todo lo que quería y manipulaba a todos con un pequeño toque de humor, y esa fue precisamente la orden que el director Walcayr Carrasco le dio, “que al momento de actuar me divirtiera.”

En 2014 el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA) ,designó al actor brasileño Mateus Solano, por su papel en la popular serie de televisión Amor à Vida, como su primer Embajador Nacional de Buena Voluntad para Brasil.El beso, que tuvo amplia difusión por todo el país, sirvió para que millones de personas reflexionaran sobre el estigma y la discriminación, y se ha considerado un importante avance en la lucha contra la discriminación en Brasil. En su nuevo cargo, el Sr. Solano promoverá los derechos humanos y será portavoz contra la discriminación, uno de los factores que hace a la gente más vulnerable a la infección por VIH.

 

 


Redacción Digital

 
Redacción Digital