0
Publicado el 3 Julio, 2017 por ACN en Cultura
 
 

Jornada Cucalambeana; patrimonio tunero de gran valía

Como cada año, en este aniversario 50, Las Tunas fue la capital de la décima y todo lo relacionado con las costumbres de los hombres y mujeres del campo, reflejados en la poesía, la música, las artes plásticas, la artesanía, los juegos tradicionales y la danza, entre otros
Jornada Cucalambeana; patrimonio tunero de gran valía.

El grupo Raíces Soneras, del municipio de Majibacoa, es un ejemplo de cómo se mantienen en esa región oriental las tradiciones campesinas.

Por ROGER AGUILERA

Foto: YACIEL PEÑA DE LA PEÑA

Con claras evidencias de que la cultura y la tradición campesinas mantienen sus valores en Cuba, finalizó la edición 50 de la Jornada Cucalambeana, desarrollada en Las Tunas durante cuatro días.

En el convite se escucharon reconocidos improvisadores, las cuerdas del laúd y el tres, en El Cornito, paraje a cinco kilómetros de esta ciudad, donde tuvo su vivienda Juan Nápoles Fajardo, el mayor poeta popular del siglo XIX en la Isla.

Como cada año –ahora con más vigor por tratarse de medio siglo de jolgorio—Las Tunas fue la capital de la décima y todo lo relacionado con las costumbres de los hombres y mujeres del campo, reflejados en la poesía, la música, las artes plásticas, la artesanía, los juegos tradicionales y la danza, entre otros.

Todo ello pudo constatarse en cada uno de los espectáculos nocturnos efectuados en el anfiteatro de El Cornito, el primero dedicado a la elección de la Flor de Birama, el segundo (primero de julio) a Argentina y tercero y último a Nápoles Fajardo y Jesús Orta Ruiz (el Indio Naborí).

A Naborí también se le dedicó el Coloquio Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado, por su condición de fundador de la Cucalambeana, así como también a los investigadores Virgilio López Lemus y Maximiliano Trapero, de Islas Canarias.

En el concurso de décima escrita por fueron premiados el tunero Carlos Esquivel y el granmense Alexander Aguilar con el poemario –a dos manos– Los hemisferios contrarios, mientras en el de repentismo los tres ganadores fueron, en este orden, Aramís Padilla, de Mayabeque; Geordanis Romaguera, de Matanzas; y Liliana Rodríguez, de Las Tunas. (ACN).


ACN

 
ACN