0
Publicado el 16 Octubre, 2017 por Redacción Digital en Cultura
 
 

Abierta al público la Tumba del Mambí Desconocido

La sala con forma de bóveda se ubica justo debajo de la rotonda del Salón de Los Pasos Perdidos, y en el eje vertical coinciden el centro de la cúpula, el diamante y la llama eterna de bronce y mármol que corona el recinto
Abierta al público la Tumba del Mambí Desconocido.

Aquí descansa, simbólicamente, el “fundamento moral, político e histórico de la nación: los restos mortales de un soldado cubano desconocido, a cuyos esfuerzos y sacrificios sin nombre, se debe el nacimiento de Cuba como República”, según ha dicho el Historiador de La Habana, el Doctor Eusebio Leal.

Por MAGDA RESIK

La Tumba del Mambí Desconocido, uno de los espacios insignes del Capitolio Nacional y que representa el fundamento de los esfuerzos por crear una nación libre y soberana, se encuentra abierta al público de 8:00 a.m. a 12 del mediodía, y de 1:00 a 4:30 p.m.

La sala con forma de bóveda se ubica justo debajo de la rotonda del Salón de Los Pasos Perdidos, y en el eje vertical coinciden el centro de la cúpula, el diamante y la llama eterna de bronce y mármol que corona el recinto.

Frente a la lámpara votiva se encuentra la Tumba del Mambí Desconocido, una piedra de mármol donde descansa simbólicamente una de las expresiones del “fundamento moral, político e histórico de la nación: los restos mortales de un soldado cubano desconocido, a cuyos esfuerzos y sacrificios sin nombre, se debe el nacimiento de Cuba como República”, al decir del Historiador de la Ciudad, Doctor Eusebio Leal Spengler.

Rodean el cenotafio las banderas de las naciones latinoamericanas. Tallados en bronce se encuentran el Escudo de Armas de Cuba, las notas del Himno de Bayamo, compuesto por Pedro Figueredo, y las palabras de Carlos Manuel de Céspedes al ser proclamado Presidente en la Asamblea de Guáimaro.

Abierta al público la Tumba del Mambí Desconocido.

Rodean el cenotafio las banderas de las naciones latinoamericanas.

Una réplica en mármol de Carrara de la escultura de La República, obra de Ángelo Zanelli, completa el nicho principal del salón. La estatuilla de 17 metros de altura reproduce la imagen de Palas Atenea que se encuentra en el recinto principal del edificio. Al acceder al panteón, se escucha la “Paráfrasis sobre el Himno Bayamés”, obra del compositor Hubert de Blanck, interpretada por la Camerata Romeu.

El proyecto final de la Tumba del Mambí Desconocido – acometido por la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, encargada de la restauración total del Capitolio – expresa la solemnidad que demanda un santuario de este tipo, una sensación que se percibe incluso desde el acceso principal, ubicado debajo de la Escalinata del monumental edificio. La intervención respetó los elementos originales del recinto, desde el color de las paredes, la decoración de las molduras, los suelos de granito, y los detalles ornamentales.


Redacción Digital

 
Redacción Digital