0
Publicado el 19 Octubre, 2017 por Raul Medina Orama en Cultura
 
 

MÚSICA

Patria Grande, y creciendo

Otras sonoridades latinoamericanas y caribeñas disfrutaron los cubanos
Patria Grande, y creciendo.

En Cuba hay públicos que disfrutan los géneros promovidos por el Festival Patria Grande. (Foto: LEYVA BENÍTEZ)

Por RAÚL MEDINA ORAMA

Casi pueden oírse aún los riffs de las guitarras eléctricas, los disparos de las baterías de tambores y las melodías de aliento antillano que asaltaron varios espacios de la capital y otras provincias del país. Una fuerte mezcla de armonías de la región dominó la cuarta edición de un evento en el que se promueven el rock latino, el hip-hop y el reggae, entre otros estilos musicales.

Citas anteriores del Festival Patria Grande convocaron a los músicos de Puya (Puerto Rico), Carajo (Argentina), No Te Va Gustar (Uruguay), Aterciopelados (Colombia) y la rapera chilena Ana Tijoux, bandas e intérpretes internacionales de primera línea que desembarcaron en la Isla.

Para esta ocasión también se conformó un programa de calidad, en el que se incluyeron las agrupaciones Nepentes (Colombia), Pashpak (El Salvador), Los Revueltas y Salón Victoria –ambas de México–, así como a Fidel Nadal, cantante del famoso colectivo de punk y reggae Todos tus Muertos (Argentina). Algunos de ellos tienen millones de seguidores en redes sociales como Facebook y dan conciertos ante miles de personas en todo el continente.

Patria Grande, y creciendo.

Sebastián Heredia quiere contribuir al desarrollo del rock, y otras corrientes alternativas, en la escena de la Isla. (Foto: LEYVA BENÍTEZ)

BOHEMIA conversó en exclusiva con Sebastián Heredia, organizador de la iniciativa con el apoyo del Ministerio de Cultura (Mincult) y la Asociación Hermanos Saíz (AHS), entre otras entidades. Según cuenta, Patria Grande nació en las Romerías de Mayo, encuentro internacional de jóvenes artistas y promotores culturales ya tradicional en Holguín. Allí ideó, junto con varios colaboradores, cómo coser a la medida de Cuba un festival de rock, semejante al mexicano Vive Latino y al colombiano Rock al Parque.

“Siempre traemos una muestra de calidad, aunque no todas las bandas sean conocidas aquí”, dijo. Luego explicó las razones para imaginar a este país como destino de algunos artistas importantes del área: “Hay un público potencial y numéricamente significativo, con educación y tradición en apreciar el arte, sobre todo en las universidades. Además, el Mincult necesita una plataforma para visibilizar grupos de la Isla que no están integrados al circuito del rock latino”.

Las jornadas se dedicaron a Ernesto Guevara, Che, en el cincuentenario de su muerte, y al décimo aniversario de la Agencia Cubana de Rock. En el Pabellón Cuba y La Madriguera –sede de la AHS en la capital–, así como en el Salón Rosado de La Tropical, se ofrecieron conciertos que incluyeron agrupaciones e intérpretes cubanos, entre ellos La Cruzada, Toques del Río, Jorge Kamankola, Stoner, Athanai, Miel con Limón, y los clásicos del metal nacional Zeus.

La selección fue heterogénea en estilos y géneros musicales, tanto que podría extrañar a la mayoría de los públicos cubanos, acostumbrados a identificar al rock solo por sus vertientes más duras.

Patria Grande, y creciendo.

En Cuba hay públicos que disfrutan los géneros promovidos por el Festival Patria Grande. (Foto: LEYVA BENÍTEZ).

“En otros países este concepto se refiere a la cultura urbana en general, y engloba muchas corrientes diferentes que se mezclan con el rock: el hip-hop, como lo hace Nepentes; la música afroantillana, propuesta de Salón Victoria; o el reggae, presente en la obra de Fidel Nadal. En los festivales que mencioné puedes escuchar lo mismo un grupo extremo de heavy metal, que uno de funk”, señaló el también productor musical.

¿Qué seduce a los invitados extranjeros?, indagamos. Sebastián Heredia cree que es la relación de la cultura rock con las corrientes progresistas: “Quieren venir a tocar en un país que ha sido símbolo de la izquierda en el contexto latinoamericano, por su tradición histórica y política”.

Gracias a los contactos y proyectos que se originan en el festival –“aunque todavía en una pequeña escala”, reconoce el entrevistado–, ciertas bandas criollas han incursionado en un mercado desconocido para la mayoría. “Ya logramos en 2016 una gira del grupo pinareño Tendencia, por tres ciudades de Colombia. Este año Stoner fue a presentarse en Argentina, donde compartió escenario con grupos muy conocidos internacionalmente”.

El proceso apenas comienza, pero Heredia estima que se desarrollará, ayudado por la calidad de las propuestas cubanas, las cuales se caracterizan por “un alto nivel en la ejecución de los instrumentos”.

Patria Grande, y creciendo.Sobre el panorama de estas músicas en la Isla, consideró: “No hay formada una corriente, no son géneros masivos. Mientras no se difundan más, la cantidad de espectadores en nuestros conciertos no será como en otros lugares de la región, donde hay una fuerte tradición de espectáculos semejantes y se promueven mucho en la televisión y la radio”.

No obstante, haciendo un balance del recién concluido Festival Patria Grande, su fundador se mostró optimista: “Ahora logramos un evento más diverso que el pensado al inicio. Se ha multiplicado en muchos conciertos y eso permite a más artistas cubanos presentarse. Promovemos un concepto plural, a tono con la idea actual del rock, que ha ido mutando. Siempre será una excelente oportunidad para interesarse por otras sonoridades y escuchar música de este tipo, en español, bien cantada y compuesta”.

 

 

 

 

 


Raul Medina Orama

 
Raul Medina Orama