0
Publicado el 21 Octubre, 2017 por ACN en Cultura
 
 

Sochi canta y baila con Cuba

Sesde Sochi, sede de la cita de juventudes democráticas del mundo, los artistas cubanos cantaron a la Isla ante miles de delegados de los cinco continentes, un regalo que se convirtió en muestras de amor, cariño e intercambio cultural
Artistas cubanos en Sochei. (Foto: ACN)

Artistas cubanos en Sochei. (Foto: ACN)

Por: Tania Rendón Portelles, enviada especial de la ACN

Sochi, Rusia, 21 oct.- Con gran entusiasmo y muchísimas razones para celebrar, la delegación artística de la Mayor de las Antillas al XIX Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes sonó a todo volumen en homenaje al Día de la Cultura Cubana.

Y qué mejor manera de conmemorar que desde Sochi, sede de la cita de juventudes democráticas del mundo y donde los artistas cubanos cantaron a la Isla ante miles de delegados de los cinco continentes, un regalo que se convirtió en muestras de amor, cariño e intercambio cultural.

La Guantanamera, el emblemático tema musical compuesto por Joseíto Fernández, demostró cuán internacional es, cuando fue coreada también por el público, con alegría y muchos deseos de moverse a su compás.

Abrieron el concierto las décimas de Aramís Padilla y Héctor Gutiérrez, en compañía del laudista Eduanes González, versos todos muy cubanos que generaron largas palmas por jóvenes ávidos de conocer más acerca de Cuba.

Con la adarga al brazo, de Frank Delgado, un tema dedicado al Guerrillero Heroico, también se escuchó en el concierto, pero esta vez en las voces de los trovadores Annie Garcés y Eduardo Sosa, y en la de Israel Rojas.

Otras canciones que gozan de gran popularidad y que pertenecen a la amplia lista de melodías compuestas por Silvio Rodríguez fueron interpretadas por los artistas que vinieron como parte de la representación artística al XIX Festival.

Arnaldo Rodríguez, director de la agrupación Arnaldo y su Talismán, puso a bailar a estos pinos nuevos, quizás la mejor muestra de que la música es universal y tampoco entiende de fronteras.

A estas voces cubanas se unió, a su vez, la de Leonel Capitán, quien interpretó la emblemática pieza Preludio a Girón, y aseguró al público que era argentino pero igualmente de la tierra de Fidel Castro, lo que valida cuán grande es para el mundo el líder histórico de la Revolución, una de las personalidades a las cuales está dedicado el foro mundial.

Poner a mover los pies, y también el alma, ha sido el principal objetivo de esta delegación artística, que cada noche durante el festival que se clausura hoy, en esta ciudad, ha regalado un concierto en la villa Alexandrovsky.

Un ejemplo del ímpetu que genera la música cubana es que Artem Shanov y Margarita Linnik, ambos de la Universidad Estatal de Kaliningrado, vinieron en compañía de amigos para ver y sentir las canciones, a pesar de que ellos se alojan en otro lugar, lejos de la “Alexandrovsky”.

Shanov refirió a la ACN que siente que el cuerpo se le mueve solo, y algo positivo dentro de él crece, haciendo más grande a Cuba, a la cual aman sin conocerla, pero saben de Fidel Castro, del Che, y de su historia.


ACN

 
ACN