0
Publicado el 30 Octubre, 2017 por Jorge Luis Sánchez Rivera en Cultura
 
 

Vivir la fiesta

Vivir la fiesta.Por JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA

Lo sabíamos. Otra vez resultaría pequeña la tribuna situada en el parque San José, frente a la Casa de Iberoamérica. Allí, las principales autoridades de Holguín, y el pueblo todo, esperábamos, a pesar de la llovizna, la llegada del pasacalle, suerte de palabra de saludo -aunque no ocurriera el primer día, sino bastante después- de la XXIII Fiesta de la Cultura Iberoamericana.

Por fin, hacia las 5 y 30 de la tarde, luego de recorrer algunas calles de la ciudad, desembocó aquel río conformado por participantes de estas jornadas. Banderas, músicas, bailes, representación de diversos pueblos y culturas. Un río que traía desde niños (de los conjuntos danzarios de las sociedades españolas asentadas en la provincia) hasta la Steel Band de El Cobre, pasando por colectivos teatrales, alumnos de las escuelas de arte, una asociación de yoga, y estudiantes extranjeros de las universidades holguineras. Destaque especial merecen las evoluciones del grupo argentino Estilo Criollo, y de la habanera compañía Ecos; y Carpacho y su Supercombo, llegados de los Estados Unidos.

Todos festejaban, o mejor, festejábamos. Tanto, que muchos no pudieron contenerse y se transformaron en improvisados fotógrafos. Casi había más de ellos, en los bordes de la calle, que quienes permanecíamos en la copada tribuna. Querían apresar con sus móviles hasta el más mínimo detalle, como si la memoria no bastara.

Quizá sea así, y una experiencia como esta se halle entre las que no caben del todo en la memoria, y mucho menos en las grabaciones de un móvil. No cabe, porque sería inútil atesorar, apresar, tanta pasión y cultura viva. Lo mejor en casos como este, creemos, es vivirlo.


Jorge Luis Sánchez Rivera

 
Jorge Luis Sánchez Rivera