0
Publicado el 13 Noviembre, 2017 por ACN en Cultura
 
 

Concluyó en Holguín segunda edición del proyecto Tatuarte (+ video)

Uno de los rasgos distintivos del encuentro se aprecia en el estímulo del tatuado a muleta, técnica desaparecida en la actualidad y que se remonta a los orígenes de esta manifestación artística consistente en realizarlo con un palo y dos agujas para lograr a mano el dibujo deseado

Concluyó en Holguín segunda edición del proyecto Tatuarte.Texto y foto JUAN PABLO CARRERAS

Con la presencia de investigadores, especialistas y defensores del body-art se desarrolló la segunda edición del proyecto de arte corporal Tatuarte, que tuvo por sede la Casa del Joven Creador de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), de la ciudad de Holguín.

Gilberto González Carcacés (Yiki) fundador y organizador del evento dijo a la Agencia Cubana de Noticias que a esta edición asistieron artistas plásticos, jóvenes creadores y más de una decena de cultivadores de este arte en el país.
Aseguró que uno de los rasgos distintivos del encuentro se aprecia en el estímulo del tatuado a muleta, técnica desaparecida en la actualidad y que se remonta a los orígenes de esta manifestación artística consistente en realizarlo con un palo y dos agujas para lograr a mano el dibujo deseado.

La defensa de los valores estéticos y artísticos del tatuado como modo de expresión dentro de las artes plásticas, fue el objetivo principal de los debates tras la presentación en talleres teóricos de las ponencias El tatuaje ritualístico y Las políticas del cuerpo escrito, a cargo de Vladimir Hechavarría y Danilo Guerrero, respectivamente.

Yudith Figueredo Domínguez, joven asistente a este espacio, que brindó la posibilidad de realizarse tatuados sin costo alguno, expresó a la ACN que el acercamiento a esta práctica significa asumir en el cuerpo una manifestación del arte que llevarás de por vida.

A la vez, Enrique Hernández Castellón, artista de la provincia de Matanzas, dijo sentirse complacido por la acogida de la AHS en el territorio y comentó sobre el auge de esta cultura en Cuba que experimenta un avance a la par del desarrollo tecnológico, al existir cada día mejores equipamientos, tintas, y todo tipo de materiales.

Durante la jornada de clausura se desarrolló un taller de creación infantil de serigrafía y papel reciclado, un evento teórico sobre tatuaje a muleta, además de la descarga de los trovadores Raulito Prieto, Manuel Leandro y Leiner Verdecia.

El tatuaje en la sociedad cubana del siglo XXI todavía encuentra tantos detractores como seguidores y aunque sus orígenes lo remontan al surgimiento mismo de las principales civilizaciones todavía continúa sujeto a tabúes y prejuicios. (ACN).


ACN

 
ACN