0
Publicado el 5 Diciembre, 2017 por ACN en Cultura
 
 

Cine: Comienza la fiesta en La Habana

El Festival se extiende más allá de los filmes en competencia y, en total, superan la cifra de 400 los filmes programados para exhibirse en esta capital desde la inauguración, el ocho de diciembre en el teatro Karl Marx, hasta la clausura el 17 del mismo mes en la sala Charles Chaplin
Cine: Comienza la fiesta en La Habana.

El cine Yara, una de las sedes del festival, ya se engalana.

Por YOHANDRA MARÍA PORTELLES QUEVE

Foto: OMARA GARCÍA MEDEROS

Los cinéfilos habaneros acaparan ya los pasaportes para el 39 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, que tendrá lugar en La Habana del ocho al 17 de diciembre próximo.

Klaudia Fernández, estudiante de Sociología de la Universidad de La Habana, afirmó que en su Facultad el evento cinematográfico cuenta con bastante divulgación, y que casi todos sus compañeros pretenden asistir.

María Elena Brito, una ama de casa del municipio Cerro, comentó hoy a la Agencia Cubana de Noticias que acude al cine Yara cada año para adquirir su pasaporte en aras de poder ver la mayor cantidad de propuestas cinematográficas posibles.

Suman 94 los filmes que concursarán en el mayor evento cinematográfico de Cuba y uno de los más importantes de América Latina.

La lista la integran 19 largometrajes de ficción, 18 óperas primas, igual número de cortos de ficción, 19 largometrajes documentales, cuatro cortos documentales, dos largometrajes de animación y 14 cortos animados; que competirán durante 10 días por los premios Coral.

No obstante, el Festival se extiende más allá y en total superan los 400 los filmes programados para exhibirse en esta capital desde la inauguración el ocho de diciembre en el teatro Karl Marx, hasta la clausura el 17 del mismo mes en la sala Charles Chaplin.

La propuesta que abrirá la 39 edición será La película de mi vida, bajo la dirección de Selton Mello, una producción brasileña de 2017 que se desarrolla en Sierras Gaúchas en 1963; donde el joven Tony Terranova se enfrenta a la ausencia del padre que retornó a Francia, abandonándolos a él y a su madre.

Los cines del proyecto 23 y el resto de los recintos capitalino que tenían pasaportes a la veta han agotado ya casi la totalidad de los boletos que garantizan la entrada segura a los cines durante los días en que el séptimo arte se adueña de estas calles.

Varios serán los eventos colaterales que el público espera, como la vuelta de Lucía a la gran pantalla; el clásico de Humberto Solás que tras ser restaurado, será expuesto junto con otros grandes de la cinematografía cubana y foránea.

La mayor de las Antillas cuenta solo con dos largometrajes en competencia; uno de ellos, dirigido por Gerardo Chijona y titulado Los buenos demonios; que cuenta la historia de Tito, un joven de 23 años que tiene una madre que lo adora y un carro que le permite ganarse la vida, pero detrás de la fachada de educación y formalidad, se esconde un sujeto capaz de cometer actos terribles por los que tal vez tenga que pagar algún día.

El otro filme cubano, Sergio & Serguéi, que llega bajo la dirección de Ernesto Daranas; se remonta a 1991 cuando Sergio, radioaficionado y profesor de Marxismo, no sabe qué hacer para reorientar su vida; y Serguéi, el último cosmonauta soviético, se encuentra en la averiada estación orbital Mir; pero ambos personajes se comunican dando lugar a una nueva amistad.

Los espacios de divulgación orientarán al público con una amplia cartelera, donde se incluirá la reposición de algunas cintas para que todos puedan apreciar la selección realizada por el comité organizador, que este fue más riguroso que en ediciones pasadas, según afirmó Iván Giroud, presidente del Festival. (ACN).


ACN

 
ACN