0
Publicado el 16 Diciembre, 2017 por Roxana Rodríguez en Cultura
 
 

39 Festival del Nuevo Cine Latinoamericano

Deferencia necesaria

La filmografía brasileña otra de las elegidas en la fiesta del séptimo arte

João, el maestro con guion y dirección de Mauro Lima fue presentada en el 39 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano.

João, el maestro es una de esas películas que va dejando sin aliento tras cada minuto de secuencia; sin duda, todo un bálsamo para los cinéfilos seguidores de la llamada música culta.

Presentada hace pocos días en la edición 39 del Festival habanero, la cinta con guion y dirección de Mauro Lima –a juicio de esta reportera una de las propuestas más atractivas de Brasil- ya está dando de qué hablar entre melómanos y públicos diversos por la autenticidad y lirismo con que aborda la vida de uno de sus coterráneos: João Carlos Martins (1940), pianista, director de orquesta y uno de los más notables intérpretes de las composiciones de Juan Sebastián Bach a escala global.

Este drama biográfico deviene homenaje a la obra de un hombre obstinado y perspicaz que, desde la más temprana infancia, descubrió cuan extraordinario se percibe el mundo junto a la cadencia de un piano. Con matices estéticos al estilo hollywoodense, Mauro Lima concibió un filme diferente y osado acerca de este portento de la pianística universal, brasileño y en esencia, latinoamericano.

El piano y la excelencia de su ejecución conforman un relato de narrativas diversas. El niño João enfermo, tímido y retraído, sin más asidero existencial que un instrumento musical complejo en su teoría y práctica; da paso al joven que, luego de las primeras relaciones íntimas con mujeres, se transforma en un individuo expresivo, cautivante como instrumentista y ser humano.

Una exhaustiva recreación de las décadas 50, 60, 70 y 80 del pasado siglo evidencia la cinta que junto al análisis minucioso del panorama sonoro clásico de esos años, dimensionan la existencia de un creador, ejemplo de superación, resistencia, voluntad.

Con João, el maestro Mauro Lima demuestra sus cualidades para contar historias de forma coherente y sugestiva, en tanto construye una obra cargada de varios aciertos; el más perceptible y evidente es la banda sonora, la cual está estructurada a partir de interpretaciones originales del propio Juan Carlos Martins.

Otra de las virtudes se centró en la dirección de actores, labor difícil y compleja que implicó un reto colosal para Lima, pues  debió lidiar y alinear a tres actores diferentes responsabilizados con la caracterización de un personaje que en sí era una misma persona para ahondar en tres momentos distintos de la vida.

El pequeño Davi Campolongo, un actor de apenas 11 años de edad, quien resultó elegido entre 50 niños para encarnar al maestro en la infancia, se alzó como toda una revelación que luego de su actuación decidió aprender a tocar el piano. El João adolescente y de la primera juventud fue interpretado con solidez y organicidad por Rodrigo Pandolfo.

Actor Alexandre Nero, conocido por la audiencia cubana por el personaje de Comendador de la telenovela Imperio.

El músico de la adultez y la vejez lo defendió magistralmente Alexandre Nero, conocido por la audiencia cubana por el personaje de Comendador de la telenovela Imperio. Nero sin medias tintas se mostró conocedor del terreno, pues además de actor, cuenta con una trayectoria sobresaliente como  cantante, compositor, músico, arreglista y diseñador de sonido.

Cada uno de los intérpretes, en sus respectivas etapas, legitimaron de modo memorable la grandeza de la figura de Martins,  como artista y hombre comprometido con la cultura, quien a pesar de los adversidades impuestas por el destino se mostró impenitente y con perspicacia realizó nobles e significativos aportes a la apreciación de la música de concierto en su país y la región

João, el maestro, sea enhorabuena un tributo necesario al patrimonio sonoro universal y a los insignes ejecutantes de este lado del mundo que lo enaltecen tanto como sus genuinos precursores.


Roxana Rodríguez

 
Roxana Rodríguez