0
Publicado el 15 Diciembre, 2017 por Roxana Rodríguez en Cultura
 
 

FESTIVAL DE CINE DE LA HABANA

El futuro que es (+ video)

Acercamiento al cine argentino contemporáneo en la cita habanera del séptimo arte
El futuro que es.

Dolores Fonzi (Romina) y Pilar Gamboa (Florencia), dos amigas de la infancia que colocan en la balanza sus anhelos postergados, sus complicidades y distanciamientos como quien juega un partido de cartas. (Foto: la chicadelcine.com).

Por ROXANA RODRIGUEZ TAMAYO

Mucho ha contado la literatura, en todas sus modalidades, de la amistad entre mujeres. Desde un tono poético a veces –otros, no tanto- el cine no ha escapado a ese abordaje temático, revelador de contradicciones e intimidades que matizan realidades del ser femenino en determinados contextos.

Esta edición 39 del Festival propuso una mirada más naturalista y menos idealizada sobre tales afectos con el filme argentino El futuro que viene, de la realizadora Constanza Novick, que compite en rubro de ópera prima.

Constanza Novick debutó como realizadora con este largometraje de ficción, aunque su experiencia en el universo de la escena ya se había adentrado con anterioridad a partir de la escritura de textos para teatro y guiones de televisión.

Al calor de circunstancias tan ordinarias como la maternidad, el desarrollo profesional, las relaciones de pareja; los personajes protagónicos Romina (Dolores Fonzi) y Florencia (Pilar Gamboa), dos amigas de la infancia, ponen en la balanza sus anhelos postergados, sus complicidades y distanciamientos como quien juega un partido de cartas.

Luego de varios años de alejamiento las amigas vuelven a rencontrarse. Una, Florencia, ha triunfado en el mundo de la literatura, en tanto la otra, Romina, yace abrumada por la crianza de la hija y una relación conyugal fracasada.

La cinta está salpicada por una exhaustiva recreación de la década de los 80, pues combina imágenes visuales, sonoras e incluso, la moda de la época.

Una cara mucho más realista de la maternidad que remarca el desgaste físico para la mujer como figura esencial en el cuidado de la prole, es uno de los aspectos que Novick insiste en señalar. Asimismo, otorga un peso importante a ese recomenzar tras el divorcio, repleto de complejidades.

El futuro que viene es un drama con pinceladas de comedia ligera, guisado con sagacidad y la preocupación por dialogar sobre la amistad como sentimiento universal por encima de personajes, sucesos o tiempos; la amistad como centro de todos los lazos.

Con sutileza la cinta desviste el alma femenina, compleja y difícil, en una pequeña gran película para reflexionar en torno a las confraternizaciones humanas, pero desde un juego de pasiones y afinidades sinceras, emociones por lo general infrecuentes en las relaciones amistosas entre hombres.

Aun cuando El futuro… es una hermosa película para disfrutar, carga demasiado la trama con una exaltación, difícil de hallar en la vida real, hacia el sentimiento eje del relato, como si con ello Novick y su equipo desearan sublimar todavía más ese estremecimiento que llamamos amistad.


Roxana Rodríguez

 
Roxana Rodríguez