0
Publicado el 4 Febrero, 2018 por Irene Izquierdo en Cultura
 
 

¡Qué alegría, compay!

Este domingo, en la sala Nicolás Guillén, de la Fortaleza de San Carlos de La Cabaña, se realizó el homenaje a los dos personajes: a Elpidio y a su creador, Juan Padrón, como parte de las actividades de la Feria Internacional del Libro, inaugurada el primero de febrero, y con fecha de clausura el próximo día 11

ACN fotos/Abel Padrón

Por IRENE IZQUIERDO

Foto: ABEL PADRÒN PADILLA

Elpidio Valdés convive con muchas generaciones de cubanos; basta mencionar ese nombre para afloren otros propios y de lugares: Palmiche, María Silvia, “Rezoplez”, manigua, compatriotas, compay…, y muchas de las cuales se han incorporado al lenguaje popular.

Este domingo, en la sala Nicolás Guillén, de la Fortaleza de San Carlos de La Cabaña, se realizó el homenaje a los dos personajes: a Elpidio y a su creador, Juan Padrón, como parte de las actividades de la Feria Internacional del Libro, inaugurada el primero de febrero, y con fecha de clausura el próximo día 11.

Elpidio Valdés. Los inicios, y Verdugos son los títulos de los libros que Ediciones La Memoria del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau preparó para el agasajo. Son animados con los que los niños aprenden, porque detrás de cada figura que el artista entrega hay un minucioso trabajo investigativo: una incesante búsqueda de datos sobre la historia de la Isla por parte de su autor, Este es uno de los elementos que permite, a los niños y adultos aprender y aprehender, de forma sencilla el mensaje que les ofrece.

En opinión del historietista Jorge Oliver –presentó Elpidio Valdés. Los inicios- , el mayor acierto de Padrón fue haber concebido –y logrado- el dibujo animado y con cierto matiz humorístico. Porque en Cuba “el más popular y trascendente personaje impreso es un mambí, un luchador por la independencia”.

Sobre Verdugos, la Doctora Laidi Fernández de Juan reflexionó acerca de la necesidad de leerlo para evocar y divertirse con dibujos que ya los más entrados en años identificarán rápidamente, pero para las nuevas generaciones verán por vez primera.

Otro elemento a favor de esta importante obra de Padrón está en el hecho de que el personaje esta estructurado pensando en los niños, aunque se han adueñado de él personas de todas las edades. También comentó que está en “calentica” la idea de la fundación de los Estudios Padrón, que podrá encargarse de la inserción de la imagen de Elpidio Valdés dentro del mercado y otras iniciativas relacionadas, especialmente, con los niños.


Irene Izquierdo

 
Irene Izquierdo