0
Publicado el 12 Febrero, 2018 por Irene Izquierdo en Cultura
 
 

FIL CUBA-2018

Una primera escala y, al resto del país el tren de la Feria

Las editoriales cubanas han trabajado para poner a disposición de los amantes de la lectura cuatro mil títulos y unos cuatro millones de ejemplares, de los cuales 600 títulos y dos millones de libros son novedades. En términos generales, se han vendido unos 353 mil ejemplares, y han colmado las diferentes instalaciones 445 mil visitantes
Una primera escala y, al resto del país el tren de la Feria.

El Centro Provincial del Libro y la Literatura de Pinar del Rio mereció el primer lugar como Stand no Modular. (Foto: habanaradio.cu).

Por IRENE IZQUIERDO

Foto: OMARA GARCÍA MEDEROS

¿Quién osa pronunciar la palabra clausura? No es la adecuada para definir lo que se hizo durante 11 intensa jornadas la Fortaleza de San Carlos de La Cabaña y otras 22 sedes en la capital cubana. La Feria del Libro CUBA-2017 ha hecho solo una parada, para cerrar un primer capítulo y seguir después por toda la Isla, y cerrar en Santiago de Cuba, el próximo 13 de mayo.

Serán tres meses incentivando la necesidad de encontrarse con instrumentos indispensables, los mejores compañeros: los libros, fuentes para beber y crecer, para aprender y andar seguros.

Este domingo se produjo, en la Sala Nicolás Guillén de La Cabaña, una despedida simbólica, como ocurrirá en cada una de las provincias que tenga la misión de celebrar la fiesta del libro y la lectura, con su insuperable poder de convocatoria.

Chen Xi, embajador de China en Cuba, agradeció una vez que Cuba lo haya conferido la condición de país  invitado de honor en la Feria y a los organizadores y al pueblo por su éxito. Destacó, igualmente,  que es la primera vez  que el país asiático resulta invitado a un certamen de estas características  em América Latina.

Por último, informó que este evento cultural  posibilitó que la nación asiática pudiera firmar diez convenios de colaboración mutua.

Una primera escala y, al resto del país el tren de la Feria.

La Editorial Aurelia International S.A, recibe el Gran Premio otorgado entre los mejores stands, durante la ceremonia de clausura del capítulo habanero de la XXVII Feria Internacional del Libro CUBA-2018.

Juan Rodríguez Cabrera, presidente del Instituto Cubano del Libro y del Comité Organizador de la Feria, al usar de la palabra preguntó: “¿Quién podría negar que las dedicatorias al Doctor Eusebio Leal y a la hermana República Popular China le den un sentido muy especial a este evento?”

Seguidamente añadió:  “Eusebio, con su proverbial sencillez, con su energía sin límites, con un poder comunicativo único y con la confianza de siempre en su pueblo y en el futuro de este país, al que ama entrañablemente, ha encontrado en estos días, en medio de su quehacer permanente, los espacios necesarios para intercambiar, saludar y abrazar a miles y miles de personas, que como nosotros, quisieran siempre tenerlo cerca para abrazarlo y decirle: ‘¡Gracias por su obra, gracias por su entrega, gracias por su lealtad a Fidel, a Raúl y a la Patria!’”.

También se refirió encomiásticamente  al país invitado de honor: “China, inmenso país de cultura milenaria y de logros extraordinarios del saber humano, ha sobrepasado todas las expectativas que se crearon en nuestro pueblo, cuando supimos que le estaríamos dedicando esta fiesta de las artes.

“Su amplia delegación de escritores, editores, artistas funcionarios ha regalado un programa inolvidable, con presencia en todos los escenarios posibles. Aquí no quedará este esfuerzo. Los diez convenios de colaboración firmados y el disfrute por estos días de una importante muestra de su arte y de su cultura, han logrado con creces una profundización significativa en los lazos existentes entre los pueblos chino y cubano”.

Resaltó el esfuerzo que hace el Estado para llevar a cabo eventos de esta envergadura. Por ejemplo, las editoriales cubanas han trabajado para poner a disposición de los amantes de la lectura cuatro mil títulos y unos cuatro millones de ejemplares, de los cuales 600 títulos y dos millones de libros son novedades.

En esta ocasión destaca la participación de 463 representantes de 43 países, 158 expositores, 172 escritores y 64 artistas; alrededor de dos mil 690 acciones literarias y artísticas enriquecieron el evento: 912 en La Cabaña y mil 778 en las sedes de la capital cubana. Y, en términos generales, se han vendido unos 353 mil ejemplares, y han colmado las diferentes instalaciones 445 mil visitantes.

Las mejores áreas de exposición.

Las editoriales Boloña, de la Oficina del Historiador, y Aurelia International S.A, de Panamá, comparten el Gran Premio al diseño de stand. Como Mejor Stand no Modular aparecen, con ese orden,  el Centro Provincial del Libro y la Literatura de Pinar del Rio, la editorial UH, de la Universidad de La Habana, y Marada Traiding Sol, de España.  En lo que respecta al Mejor Stand Modular, el primer lugar correspondió al Instituto Confucio, de la Universidad de la Habana, mientras  que Ediciones Unión y el proyecto Música Cubana ocuparon el segundo y tercero, respectivamente.

Hubo varios reconocimientos: al Proyecto Cultura Nuestra Historia, que desarrolla la Editorial Verde Olivo, con la Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado, la Oficina del Historiador de las FAR y el Instituto de Historia de Cuba;  al pabellón infantil Tesoro de papel; a la editorial Universidad de la Habana (UH), y al Proyecto Cuba Digital, junto con una mención especial al Pabellón del país invitado de honor: la República Popular China.


Irene Izquierdo

 
Irene Izquierdo