0
Publicado el 3 Marzo, 2018 por Sahily Tabares en Cultura
 
 

AQUÍ, LA TV

Cruzada audiovisual sin precedentes

De acuerdo con los presupuestos de la Televisión Serrana, sus equipos creativos defienden el reconocimiento de las relaciones estéticas como un modo de ser del hombre y de la mujer en cualquiera de las facetas de la vida
Cruzada audiovisual sin precedentes.

Equipo de la Televisión Serrana, fundada hace un cuarto de siglo por Daniel Diez Castrillo, en San Pablo de Yao, comunidad ubicada en el municipio de Buey Arriba, al oriente de Cuba. (Foto: cnctv.icrt.cu).

Por SAHILY TABARES

Heredero de la fotografía, el cine devino en sus inicios registro de imágenes, más tarde el cineasta John Grierson (1898-1972) definió el documental como el “tratamiento creativo de la realidad”. Este concepto lo ilustra de manera elocuente la Televisión Serrana, fundada el 15 de enero de 1993, por Daniel Diez Castrillo, en San Pablo de Yao, comunidad ubicada en el municipio de Buey Arriba.

Esta zona y otras de la provincia de Granma colmaron sus expectativas. Al periodista, sonidista, musicalizador del Noticiero ICAIC Latinoamericano, lo motivó la urgencia de mostrar la vida del campesinado y la naturaleza en zonas intrincadas, apenas visibles para los medios de comunicación.

El programa Revista TV Serrana (Multivisión, miércoles, 8:30 p.m.) muestra el crecimiento de un proyecto que durante 25 años privilegia el respeto a procesos identitarios, la activa participación ciudadana, los valores éticos, estéticos, las normas de conducta y la sabiduría cultivada con respeto. Los participantes en cada emisión televisual defienden ser ellos mismos, sin edulcoraciones ni atisbos de enmascaramiento.

A la cruzada audiovisual sin precedentes se suman oriundos de esos lugares y creadores del país seducidos por raigambres, mitos, creencias, el pensamiento simbólico de fuerte arraigo en personas que sin ambages entregan sus voces, expresiones, sentimientos, lo entrañable de universos particulares desconocidos por las mayorías.

La dimensión cognoscitiva de la comunidad trasciende a la pantalla, avalada por investigaciones, documentos, cartas, objetos diversos, palabras e imágenes que establecen relaciones dialógicas en un mundo liderado por tecnologías, nuevos artefactos; allí, en la Sierra Maestra, son conscientes de la importancia de las ideas y del raciocinio para mantener la humanización de la sociedad.

De acuerdo con los presupuestos de la Televisión Serrana, sus equipos creativos defienden el reconocimiento de las relaciones estéticas como un modo de ser del hombre y de la mujer en cualquiera de las facetas de la vida.

Sin duda, la apertura de nuevos canales, problemáticas e intercambios saltan a la palestra; el pensamiento denota conciencia, motiva reflexiones sobre las peculiaridades de personas apegadas a su terruño. De ello se deja constancia en La chivichana, Tocar la alegría, Las cuatro hermanas, La cuchufleta, por mencionar algunos de los más de 300 documentales realizados por jóvenes y consagrados cineastas.

Mediante diferentes puntos de vista y concepciones dramatúrgicas, en varios relatos se recrea la psicología de los personajes, desde una mirada conmovedora, sin menosprecio de miedos, dudas e interrogantes. En ocasiones, resulta difícil aprehender la elocuencia de silencios parlantes, lo connotativo de ausencias, angustias, abandonos, inspirados en historias de vidas y constelaciones emotivas.

Lo que no se dice, lo que se oculta, los planos abiertos para la entrada oblicua de la luz, una mirada, gestos, logran texturas sensoriales en función de la acción dramática. Las historias constituyen pretextos para el desarrollo de dramas y soluciones insospechadas, por ejemplo, convertir mediante una dinamo la corriente de agua del arroyo en energía eléctrica para escuchar la radio.

Suele ocurrir que en planos generales subyacen cadenas flotantes de significados; los realizadores demuestran que la fotografía, además de composición, profundidad, perspectiva, equilibrio, ritmo y otras precisiones técnicas, requiere el saber, cómo mirar a los otros para comunicar intencionalmente asuntos de la realidad y la memoria.

Ante la TV Serrana, el espectador debe mantenerse atento para captar incertidumbres, situaciones e interioridades de filosofías que enriquecen la espiritualidad sin distinciones de edades o sexos.

Por todo ello, en 1994 se estableció un convenio con la Escuela Internacional de Cine y Televisión, situada en San Antonio de los Baños, mediante el cual este centro envía a la Sierra Maestra estudiantes de dirección de documentales, para que realicen allí ejercicios o tesis de graduación. De igual modo, los otros creadores tienen la posibilidad de asistir a los talleres impartidos en la EICTV por prestigiosas figuras del cine, la televisión, los nuevos medios.

Conexiones con universidades e instituciones de varios países estimulan los nexos de la Televisión Serrana y el campo audiovisual comunitario en América Latina, lo cual contribuye el crecimiento del ser y hacer creativos trascendentes para el mejoramiento humano.


Sahily Tabares

 
Sahily Tabares