0
Publicado el 7 Marzo, 2018 por Prensa Latina en Cultura
 
 

¿Quién pone en duda la valía de la percusión cubana?

A las tablas del Mella, sede principal del importante evento musical, subieron, entre otros los bateristas locales Rodney Barreto, Samuel Formell y Giraldo Piloto y los estadounidenses Antonio Sánchez y Jim Riley, dos instrumentistas de notable trayectoria
¿Quién pone en duda la valía de la percusión cubana?

Foto: tiempo21.cu

La percusión cubana mostró sus valores como pilar de la música nacional, en la apertura de la XVII edición de la Fiesta del Tambor Guillermo Barreto, efectuada en la noche de este martes en teatro Mella, de La Habana.

El espectáculo confirmó la pertinencia del evento, que se consolida como uno de los más significativos de su tipo de cuantos se organizan en el país, según el reporte de la agencia Prensa Latina.

En el concierto inaugural, titulado Los mejores percusionistas de Cuba, se pudo apreciar una muestra de la amplia riqueza de esa familia de instrumentos y la variedad de estilos que desde ellos se pueden abordar.

A las tablas del Mella subieron, entre otros los bateristas locales Rodney Barreto, Samuel Formell y Giraldo Piloto y los estadounidenses Antonio Sánchez y Jim Riley, dos instrumentistas de notable trayectoria.

Si bien la batería fue el instrumento de orden, también hubo espacio para otros de la familia de la percusión (timbal, tumbadoras, chekeré, entre otros) que de conjunto ofrecieron amplia perspectiva sonora apoyada por una sección de vientos y teclados.

El programa del Festival, que se extenderá hasta el próximo 11 de marzo, comprende clases magistrales y los conciertos dedicados a los tres grandes de la tumbadora en Cuba que son Chano Pozo, Tata Güines y Angá, y Brasil como país.

El evento, que evoca la memoria de Guillermo Barreto, considerado uno de los percusionistas más importantes de todos los tiempos en América, convierte a La Habana en estos días en capital internacional de la percusión. (PL).


Prensa Latina

 
Prensa Latina