0
Publicado el 29 Marzo, 2018 por Prensa Latina en Cultura
 
 

Spielberg y Ready Player One: ¿Tendremos un 2045 real o virtual?

El filme futurista está ambientado en el año 2045 cuando la tierra se coloca al borde del colapso, y un genio de las tecnologías y su mejor amigo inventan un juego electrónico de realidad virtual llamado OASIS, que, como la imaginación, no tiene límites, mientras las personas encuentran la salvación en el pasatiempo
Spielberg y Ready Player One: ¿Tendremos un 2045 real o virtual?

Foto: eluniverso.com

La película del director Steven Spielberg, Ready Player One, que estrenan hoy varios cines españoles, pone a prueba la realidad objetiva frente a la virtual con una crítica al mundo adictivo actual de los videojuegos.

El filme futurista está ambientado en el año 2045 cuando la tierra se coloca al borde del colapso, y un genio de las tecnologías y su mejor amigo inventan un juego electrónico de realidad virtual llamado OASIS, que, como la imaginación, no tiene límites, mientras las personas encuentran la salvación en el pasatiempo.

La muerte de su creador, James Halliday, interpretado por Mark Rylance –Mi amigo el gigante-, de 2016, da paso así a una competición que involucra y engancha a todo el orbe con el objetivo final de encontrar un huevo de Pascua digital escondido en el juego.

Tras fallecer el excéntrico inventor, el joven héroe Wade Watts, representado por Tye Sheridan (X-Men: Apocalypse), se une al torneo y penetra en una vertiginosa cacería por encontrar el tesoro, persecución controlada por el mundo real, pero en un universo fantástico repleto de misterios, descubrimientos y sobre todo, peligros.

La versión cinematográfica es una crítica hacia los aspectos más vacíos del culto a las franquicias, un riesgo por la obsesión a las tecnologías ‘que conectan más de la cuenta’, explicó Steven Spielberg en una reciente entrevista.

Basada en el bestseller homónimo del novelista estadounidense Ernest Cline, el filme es la más reciente entrega del afamado cineasta con el que regresa a la ciencia ficción.

“Había experimentado ya la realidad virtual antes de leer el libro de Cline; al ponerme las gafas me sentí en otro mundo; me creí separado de este que es el real”, reveló.

Pero cada vez que me quitaba esos anteojos y regresaba al mundo real estaba un poco desilusionado, contó el cineasta.

Según Spielberg, la realidad virtual es una prisión si se tiene una personalidad adictiva; “pasar todo el tiempo en el juego OASIS y muy poco tiempo en tu propia vida real eso no es bueno”, afirmó.

Para el reconocido director de cine, la adicción que hoy se tiene a las redes sociales es algo parecido a una obsesión por un mundo virtual.

“En mi opinión, el mundo del OASIS está empezando a suceder en la vida real”, lamentó.


Prensa Latina

 
Prensa Latina